Home » Posts tagged 'McClellan Oscillator'

Tag Archives: McClellan Oscillator

S&P 500: ciclos 10 y 40 días

Ciclo 10 días 
En el anterior informe, comentaba lo siguiente: “(…) Un factor positivo deriva del comportamiento de la Línea del Volumen Alcista-Bajista del NYSE (LVAB), que ya dibuja una potencial divergencia alcista. Veremos si hoy se confirma la señal mediante el giro al alza de este indicador”.

   Incapaz de girarse al alza, la señal no pudo confirmarse. Es más, la potencial divergencia alcista se esfumó.

   Por lo demás, destaca que el S&P 500 llegó a cotizar por debajo del objetivo de caída que anida entre 2.093,28 y 2.089,59, aunque al final de la jornada cerró por encima del primer soporte (2.103,54 y 2.098,21), movimiento que evidencia interés comprador.

S&P 500 ciclo 10 dias 05032015

Ciclo 40 días
Recordemos algunos fragmentos del informe publicado ayer: “(…) el S&P 500 llegó a cotizar por debajo de la línea horizontal situada en 2.103,75, pero al final de la jornada afloraron las compras para salvar los muebles. Perder esta zona garantizaría la entrada del ciclo en su fase descendente. 

   En similares circunstancias se encuentra el McClellan Oscillator, que vuelve a asomarse al abismo de nivel cero. El S&P 500 está obligado a reaccionar hoy. De lo contrario, las ventas se intensificarán”.

   En primer lugar, tras dibujar durante bastantes días una aparatosa divergencia bajista, el McClellan sucumbió a las ventas, perforando el nivel cero.

McClellan 05032015

   Por otro lado, el S&P 500 concluyó la sesión por debajo de la línea horizontal situada en 2.103,75, hito técnico que provocó el ingreso del ciclo de 40 días en su fase descendente. Ingreso que vino acompañado de un volumen bajista climático, cosa que tal vez nos esté informando de que la presión vendedora podría estar llegando a un clímax.

   El primer objetivo de caída, en cuyas garras cayó ayer el precio, se acomoda entre 2.090,37 y 2.085,22. Un segundo objetivo reside entre 2.072,33 y 2.066,66.

   En el indicador de momento, que ha anticipado con pericia el techo cíclico mediante una divergencia bajista clásica (líneas azules), seguimos advirtiendo un motivo para la esperanza. Me refiero a su potencial divergencia inversa alcista (líneas rojas), señal cuya confirmación debería facilitar que el índice norteamericano se embarcase de nuevo en la fase ascendente.

   En lo concerniente al análisis de carácter temporal, debo consignar que hoy mismo hará acto de presencia una vibración de Gann capaz de forzar un suelo. Además, la onda sinusoidal prevé el ST para mañana. En otras palabras, el suelo cíclico podría ser inminente.

   A todo esto, para activar una señal de la posible conclusión de la fase descendente del ciclo, el precio debe romper al alza la línea horizontal situada en 2.117,52.

S&P 500 ciclo 40 dias 05032015

   Concluido el análisis del ciclo de 40 días, no debemos perder de vista el panorama de medio plazo, que sigue siendo halagüeño. En tanto la Línea Avance-Descenso del NYSE no presente una divergencia bajista, lo más probable es que el S&P 500 siga formando máximos crecientes.

Avance-Descenso 05032015

   Concluyo haciéndome eco de un dato que demuestra que los salarios en EE.UU. siguen aumentando y que la sensación de riqueza abunda. Por cierto, las presiones salariales son la cifra que la Fed acostumbra mirar con lupa con vistas a subir los tipos de interés.

   El dato al que me refería es que, por primera vez en la historia, los estadounidenses han gastado más dinero en bares y restaurantes que en establecimientos de comestibles o ultramarinos.

   Permanezcan atentos.

Gasto en restaurantes y bares 05032015

S&P 500, ciclo 40 días (Bandas sobrecompra/sobreventa y McClellan Oscillator)

Superada con facilidad la resistencia que se localizaba entre 1.645,04 y 1.653,71, el S&P 500 parece abocado a verse las caras con el siguiente objetivo de subida de la fase ascendente, situado entre 1.695,93 y 1.711.63.

   Sin embargo, no es oro todo lo que reluce. El índice norteamericano entró ayer en estado de sobrecompra. Así lo atestiguan, en primer lugar, mis bandas de sobrecompra y sobreventa.

Bandas sobrecompra sobreventa 12072013

   Lo mismo podemos decir del McClellan Oscillator, cuya superación del nivel que marca el estado de sobrecompra deja abiertas tres posibilidades.

McClellan 12072013

   La primera opción, a la que menos probabilidades otorgo, consiste en que el precio forme inmediatamente el techo del ciclo de 40 días y se embarque en su fase descendente.

   La segunda opción se inclinaría por que el S&P 500 desarrolle algún tipo de movimiento lateral o una pequeña corrección y que posteriormente el precio forme máximos crecientes que no sean corroborados por el McClellan, que por tanto acabaría dibujando una divergencia bajista.

McClellan opción 1

   La tercera posibilidad implicaría que después del movimiento lateral o pequeña corrección, el precio formase máximos crecientes corroborados por el McClellan. En este caso, el indicador entraría en un nivel mayor de sobrecompra que reanudaría el proceso hasta finalmente dibujar una divergencia bajista con el precio.

McClellan opción 2

   Por lo demás, nos vamos acercando lentamente al techo teórico (TT) pronosticado por la onda sinusoidal para el 18 de julio. La proximidad del TT a las dos vibraciones de Gann que aparecen el lunes y miércoles de la próxima semana convierten ese período temporal en propicio para formar el techo del ciclo. A todo esto, el indicador de momento sigue acompañando el ascenso del S&P 500 sin dibujar ninguna divergencia bajista. El carácter impulsivo de esta fase ascendente resulta inapelable.

   Permanezcan atentos.

S&P 500 ciclo 40 dias 12072013

S&P 500, en mayor sobreventa (McClellan Oscillator)

El S&P 500 no sólo no ha salido de la situación de sobreventa, sino que la ha ahondado, como atestigua el McClellan Oscillator. Nada impide que este indicador alcance niveles menores, pero la situación no durará demasiado. En el gráfico, he vuelto a reflejar el clásico patrón de divergencia alcista que acontece tras la entrada en sobreventa de este oscilador, con el precio formando mínimos decrecientes y el McClellan mínimos crecientes. Veremos si en esta ocasión sucede lo acostumbrado o no.

   Permanezcan atentos.

S&P 500 y McClellan Oscillator 05062013

S&P 500: ciclo 40 días (McClellan Oscillator) y ciclo 40 semanas (bandas sobrecompra/sobreventa)

Ciclo 40 días
La moda estos últimos días entre determinados analistas era conjeturar la existencia de un triángulo en el S&P 500 que, una vez concluido, daría paso a un nuevo y descollante impulso alcista del índice. El movimiento del viernes ha echado al traste esa posibilidad.

   En mi humilde opinión, este ejemplo es uno más de los numerosos casos de condicionamiento mental a los que aludía aquí. Se trate de ciclos estáticos o de formaciones gráficas de Elliott, ambas opciones adolecen de proporcionar expectativas condicionadas sobre la evolución del mercado. No es que abomine de estas prácticas. Simplemente se me antojan un erróneo camino de aproximación al cambiante mundo de los mercados financieros. Dicho con otras palabras, su utilidad sólo se discierne a toro pasado, cuando los acontecimientos ya han tenido lugar. Pocas veces he visto un análisis basado en las ondas de Elliott que acierte en sus pronósticos. En fin, puedo estar equivocado, pero ése es mi punto de vista.

   Ciñéndome ya al estudio del ciclo de 40 días del S&P 500, puedo decir que todo marcha según lo esperado. El viernes el precio se avino a romper el primer objetivo de caída de la fase descendente, ubicado entre 1.642,40 y 1.634,20. Más abajo espera un segundo objetivo, situado entre 1.601,10 y 1.592,03.

   Por su parte, el suelo teórico (ST) pronosticado por la onda sinusoidal se ha movido un día hacia la derecha, de manera que ahora el ST se prevé para el 4 de junio. A diferencia del pronóstico de la onda, las vibraciones de Gann siguen ubicadas en los mismos días referidos en el anterior informe. Así, las próximas vibraciones con capacidad para forzar un suelo aparecen los días 31 de mayo (el pasado viernes), 4, 7 y 10 de junio.

   Por último, para activar una señal de la posible conclusión de la fase descendente del ciclo, el precio debe romper al alza la nueva línea horizontal fijada en 1.661,91.

S&P 500 ciclo 40 días 01062013

Nyse McClellan Oscillator
Este indicador de amplitud, que sirve para conocer dentro de un índice cuántas acciones de las que lo componen acompañan su movimiento, entró el pasado viernes en sobreventa. Ya he explicado en anteriores entradas que en muy pocas ocasiones quedarán plasmados en mis informes los conceptos de sobrecompra y sobreventa. Forman parte de uno de los ámbitos del análisis técnico más incomprendido y más burdamente manoseado, al punto de que sobrecompra y sobreventa casi se han convertido en flatus vocis, palabras vacías de contenido.

   Ninguno de los indicadores de los que alegremente se predica su capacidad para identificar ambas situaciones ejecutan tal labor. No sucede lo mismo con el McClellan Oscillator, cuya mejor virtud radica en que cuando sobrepasa unos determinados niveles sí que puede considerarse que existe sobrecompra/sobreventa. Generalmente es después de ese momento cuando se generan divergencias alcistas y bajistas.

   Como digo, según este indicador, el S&P 500 entró en sobreventa el viernes. Lo que cabe esperar a partir de ahora es que en algún momento de la próxima semana acontezca un cierto parón del precio  o un rebote sin demasiadas ínfulas que sea seguido por una nueva ronda bajista que lleve al precio a formar mínimos decrecientes o menores que no se vean corroborados por el indicador, de manera que éste acabe formando una divergencia alcista. En el siguiente gráfico, he trazado la evolución acostumbrada cuando el McClellan marca sobreventa. En cualquier caso, el precio es soberano y podría decantarse por no seguir este patrón. Lo iremos viendo.

S&P 500 McClellan Oscillator 01062013

Ciclo 40 semanas
El aspecto más destacable de este ciclo es que el indicador de momento ha confirmado una divergencia bajista con el precio al girarse a la baja la semana pasada, la misma semana en que aparecía una vibración de Gann capaz de forzar un techo, y a fe que parece haber ejercido algún tipo de influencia. Por lo demás, debo recordar que la próxima semana es donde está fijado el techo teórico (TT) pronosticado por la onda sinusoidal. Por el momento, para activar una señal de la posible conclusión de la fase ascendente del ciclo, el precio sigue estando obligado a romper a la baja la línea horizontal fijada en 1.536,03.

S&P 500 ciclo 40 semanas 01062013

   No quiero terminar este informe sin volver a echar un vistazo al comportamiento de las bandas de sobrecompra/sobreventa creadas por mí, única herramienta junto con el McClellan Oscillator de la que me valgo para identificar los activos que entran es sobrecompra y sobreventa. Viendo el siguiente gráfico, huelga añadir comentario alguno.

   Permanezcan atentos.

S&P 500 bandas sobreconpra y sobreventa 01062013

S&P 500 y Nyse McClellan Oscillator

En muy pocas ocasiones quedarán plasmados en mis informes los conceptos de sobrecompra y sobreventa. Forman parte de uno de los ámbitos del análisis técnico más incomprendido y más burdamente manoseado, al punto de que sobrecompra y sobreventa casi se han convertido en flatus vocis, palabras vacías de contenido.

   Ninguno de los indicadores de los que alegremente se predica su capacidad para identificar ambas situaciones ejecutan tal labor. Amén de unas bandas de sobrecompra y sobreventa creadas por mí sobre las que próximamente disertaré, el único indicador que cumple esa función es el McClellan Oscillator, un indicador de amplitud que incorpora para su cálculo las acciones que suben y las que bajan, y que por tanto sirve para conocer dentro de un índice cuántas acciones de las que lo componen acompañan su movimiento. Lo interesante de este indicador es que cuando sobrepasa unos determinados niveles sí que puede considerarse que existe sobrecompra/sobreventa. Generalmente es después de ese momento cuando se generan divergencias alcistas y bajistas. Veamos un ejemplo.

S&P 500 y Nyse McClellan Oscillator 09052013

   En el gráfico aparece el S&P 500 y el Nyse McClellan Oscillator. Cada vez que el índice supera la línea horizontal de arriba, el S&P entra en sobrecompra. Cada vez que perfora la línea horizontal de abajo, el S&P entra en sobreventa. Una vez  que eso ha ocurrido, se ha dibujado posteriormente una divergencia (alcista o bajista) entre el índice y el indicador.

   Pues bien, ayer el McClellan Oscillator entró en sobrecompra. Eso significa que dentro de poco debiéramos asistir a un parón o retroceso leve del S&P y a la formación después de un nuevo máximo del índice, pero no del McClellan, que debería formar una divergencia bajista con el precio. La cosa se pone interesante.

   Permanezcan atentos.

Archivos