Home » Otras herramientas (Page 2)

Category Archives: Otras herramientas

S&P 500: ciclo 40 días (McClellan) y geometría

En principio, la vela dibujada en la jornada de ayer tiene claras implicaciones negativas, pero necesitamos ver una continuación de la caída para siquiera plantearnos que el techo del ciclo de 40 días quede a nuestras espaldas.

   No obstante, si hacemos una panorámica de la situación actual del ciclo, podemos observar que, como una nube que amenaza lluvia bajista, la vibración de Gann que figura hoy tiene la oportunidad de asestar el golpe de gracia a la fase ascendente, ayudada por la divergencia bajista del indicador de momento, que sigue alertándonos de que el último tramo alcista es engañoso, artificial, carente de verdadero brío.

   Entretanto, para activar una señal de la posible conclusión de la fase ascendente del ciclo, el precio debe romper a la baja la nueva línea horizontal situada en 1.757,24.

S&P 500 ciclo 40 dias 31102013

   En el McClellan Oscillator hallamos hoy una confirmación de la divergencia bajista sobre la que advertí en el informe de ayer. Que esa divergencia sea suficiente para doblegar al precio, es algo que aún está por ver. De hecho, necesitamos que este indicador caiga por debajo de cero para confirmar plenamente la citada divergencia.

   Dicho esto, hagamos un ejercicio de pensamiento retorcido. Viendo el gráfico del McClellan, salta a la vista que ahora es cuando en verdad este indicador se ha acercado al nivel cero. Por tanto, ahora que se cumplen todos los requisitos previos para generarse una divergencia bajista fiable, ¿podríamos asistir a un nuevo máximo del S&P 500 no corroborado por el McClellan? Descartar esa opción no sería inteligente, de modo que guardémosla en la memoria por si acaso.

McClellan Oscillator 31102013

   Por último, quisiera mostrar una circunferencia cuyo radio lo constituye el tramo alcista comprendido entre el 9 de octubre (suelo del actual ciclo de 40 días) y el 15 de octubre (techo de la primera onda dentro de la fase ascendente del mencionado ciclo). En términos de espacio, el arco superior de la circunferencia forma una resistencia en el nivel 1.779,33, zona que casi fue alcanzada en la sesión de ayer. Veremos si este muro de contención es lo bastante potente como para forzar el techo del ciclo de 40 días.

   Permanezcan atentos.

Circunferencia S&P 500 312102013

S&P 500, ciclo 40 días (McClellan y LFD de 40 días)

Comentaba en el último informe que la entrada en sobrecompra del McClellan Oscillator debería traer consigo un movimiento lateral o una corrección suave del precio. Finalmente, el S&P 500 optó ayer por ejecutar algo parecido a un movimiento lateral, en un día sin apenas cambios, una de esas sesiones que a primera vista merecen ser arrojadas al desván de los cachivaches inservibles.

   Y digo a primera vista porque el día de ayer encierra claves interesantes. En primer lugar, mi indicador de volumen detectó actividad de los profesionales. Que esa actividad responda a un interés de las manos fuertes por acumular largos antes de que se desarrolle un nuevo empujón alcista o a que soltaron lastre, es algo que todavía no podemos afirmar. Lo que no ofrece duda alguna es que el indicador de momento se ha aplanado, señal de que el impulso alcista ha perdido vigor.

   Por lo demás, también estamos a la espera de ver si durante los próximos días la resistencia situada entre 1.735,71 y 1.748,84 logra doblegar al precio o se ve superada por éste.

   Otro elemento técnico de sumo interés lo constituye el desplazamiento hacia arriba de la línea horizontal. Así, para activar una señal de la posible conclusión de la fase ascendente del ciclo, el precio debe romper a la baja la nueva línea horizontal situada en 1.714,12.

S&P 500 ciclo 40 dias 22102013

   Al principio del informe, hacía referencia al estado de sobrecompra del McClellan Oscillator para justificar el parón sufrido ayer por el S&P 500. Pues bien, este indicador de amplitud salió ayer de la zona de sobrecompra.

McClellan Oscillator 22102013

   Ahora se abren tres posibilidades. La primera es que el techo del ciclo quede ya a nuestras espaldas. Las otras dos opciones fueron explicadas con lujo de detalles en el informe publicado el domingo.

   Termino no sin antes repasar la eficacia como herramienta de especulación de la Línea Futura de Demarcación (LFD) de 40 días del S&P 500. En primer lugar, en términos de espacio, el objetivo de subida determinado por esta herramienta, que se localizaba en 1.736,53, fue alcanzado el pasado viernes. Por tanto, a efectos de trading, resultaba concebible cerrar la posición larga y quedarse en liquidez.

    En segundo lugar, en términos de tiempo, recuerdo que como la LFD forma su suelo el 23 de octubre, lo verosímil es que el techo del ciclo se forme en torno a esa fecha.

   Ahora bien, en el caso de que la fase ascendente del ciclo de 40 días se extienda más allá del 23 de octubre, daré cuenta de la forma en que pueden utilizarse las LFDs con vistas a pronosticar nuevas fechas potenciales para la constitución del techo cíclico.

   Permanezcan atentos.

LFD de 40 días S&P 500 22102013

 

S&P 500: ciclo 40 días (McClellan), ciclo 40 semanas, Línea Avance-Descenso y máximos y mínimos de 52 semanas

Ciclo 40 días
Aferrado con fuerza a la fase ascendente de este ciclo, el S&P 500 dio un paso más en su reciente escalada, alcanzando de paso el objetivo de subida situado entre 1.735,71 y 1.748,84. A todo esto, el viernes se generó un nuevo objetivo de subida, que se acomoda entre 1.789,56 y 1.812,78.

   Aunque el propio viernes figuraba una vibración de Gann, lo verosímil es que la formación del techo del ciclo se demore unos días más, quizá hasta el período comprendido entre el techo teórico (TT) y la siguiente vibración de Gann, que aparece el 28 de octubre.

   El primer síntoma de que la fase ascendente pierde fuelle se manifestará cuando veamos al indicador de momento girarse a la baja. Por ahora, este indicador está acompañando sin titubeos todo el tramo alcista desplegado por el precio.

   Entretanto, para activar una señal de la posible conclusión de la fase ascendente del ciclo, el precio sigue estando obligado a romper a la baja la línea horizontal situada en 1.695,93.

S&P 500 ciclo 40 dias 20102013

McClellan en sobrecompra
Tal como barruntaba, el McClellan Oscillator entró el viernes en sobrecompra. La anterior ocasión en que se registró esta misma circunstancia, a mitad de septiembre, el ciclo formó su techo de forma inmediata. Posteriormente, sólo fue necesario que este indicador entrara en sobreventa para constituir el suelo del ciclo.

McClellan Oscillator 20102013

   Por tanto, ¿será suficiente el actual estado de sobrecomrpa del McClellan para forzar el techo del ciclo? Ciertamente, es una posibilidad que no podemos descartar. No obstante, hay dos opciones que, en mi opinión, cuentan con más probabilidades de materializarse.

   La primera posibilidad, patrón acostumbrado una vez registrada la sobrecompra, se cifraría en que el S&P 500 desarrolle algún tipo de movimiento lateral o una corrección moderada seguida de una nueva ronda alcista que lo lleve a marcar máximos crecientes que no sean corroborados por el McClellan. Esa divergencia bajista debería ser la antesala del techo del ciclo de 40 días.

McClellan Oscillator 1ª opción 20102013

   La segunda opción implicaría que después del movimiento lateral o pequeña corrección, el precio formase máximos crecientes corroborados por el McClellan. En este caso, el indicador entraría en un nivel mayor de sobrecompra que reanudaría el proceso hasta finalmente dibujar una divergencia bajista con el precio.

McClellan Oscillator 2ª opción 20102013

   Con todo, recuerdo que el mercado no es simétrico. Dicho con otras palabras, el precio reacciona con prontitud cuando aparece una divergencia alcista en el McCllellan. En cambio, las divergencias bajistas pueden acumularse y tardar sobremanera en afectar al precio. Este es un aspecto del mercado que no conviene olvidar.

Ciclo 40 semanas
Tras desembarazarse de la resistencia situada entre 1.720,12 y 1.732,43 (no mostrada ya en el gráfico), este ciclo encara febril el siguiente objetivo de subida de la fase ascendente, localizado entre 1.768,90 y 1.777,88.

   Un aspecto de suma importancia lo constituye la señal de clímax alcista generada por mi indicador de volumen. Las órdenes de compra sobre el S&P 500, en consecuencia, abundaron durante la pasada semana, reforzando la fiabilidad de la subida registrada.

   No menos relevante se me antoja el desplazamiento a la derecha de la onda sinusoidal, que ahora prevé el techo teórico (TT) del ciclo para la semana que comienza el 18 de noviembre.

   Entretanto, para activar una señal de la posible conclusión de la fase ascendente del ciclo, el precio sigue estando obligado a romper a la baja la línea horizontal situada en 1.646,47.

S&P 500 ciclo 40 semanas 20102013

Línea Avance-Descenso
Si hace un mes comentaba una potencial y ominosa señal de la Línea Avance-Descenso diaria, al cierre del viernes esa señal se ha desbaratado.

   Con ánimo de refrescar la memoria, recuerdo que la singularidad de la Línea Avance-Descenso reside en que resulta de mucha utilidad para determinar cuándo está cercana la formación del techo del ciclo de 4 años. De hecho, las escasas divergencias bajistas que dibuja este indicador suelen corresponderse con los techos del citado ciclo. Tanto es así que desde 2009, suelo del actual ciclo de 4 años, este indicador no había dibujado ninguna divergencia bajista hasta mediados de septiembre.

   Pues bien, la potencial divergencia bajista entre la Línea Avance-Descenso diaria y el NYSE (New York Stock Exchange) se ha volatilizado. Así, este indicador nos sigue informando de que la salud de la actual fase ascendente del ciclo de 4 años es muy robusta.

Línea Avance-Descenso Nyse 20102013

Nuevos máximos y nuevos mínimos de 52 semanas
Con la brillantez que le caracteriza, la Lowry Research Corporation llevó a término una investigación en la que se analizaron todos los techos relevantes del mercado desde la Gran Depresión. Los frutos rendidos por ese estudio se resumen en que la participación en los mercados alcistas desaparece a medida que las acciones entran en su propia tendencia bajista, circunstancia que tiene lugar mucho antes de que se forme el techo del mercado.

   De entre todos los datos contenidos en el estudio, descuella que el 17,26% de las acciones se encontraba a un 2% o menos de sus máximos de 52 semanas el día en el que el mercado alcanzó su punto máximo, mientras que un 22,26% estaba alejado un 20% o más de sus máximos históricos.

   Estas cifras indican que cuando se forman los techos relevantes del mercado hay más acciones en tendencia bajista que acciones registrando nuevos máximos. De ahí que, con vistas a identificar la proximidad de un gran techo del mercado, resulte de sumo interés echar una mirada al número de acciones que siguen constituyendo nuevos máximos de 52 semanas.

   En verdad, el mercado actual continúa mostrando una fortaleza despampanante que, sin duda, aleja la posibilidad de un ver en lontananza un mercado bajista del tipo al desarrollado entre 2007 y 2009.

   En concreto, al cierre del viernes hay un 40% de las acciones que componen el S&P 500 que está a menos de un 2% de sus máximos de 52 semanas, mientras que sólo el 5% se encuentra a más de un 20% de sus máximos de 52 semanas, es decir, que sólo un 5% de las acciones que engrosan el S&P 500 ha entrado en una tendencia bajista. En suma, la diferencia entre ambos grupos de acciones muestra un cómodo margen con respecto de la media encontrada por Lowry Research en los grandes techos del mercado.

Indicadores de sentimiento
Concluyo este informe repasando de nuevo los indicadores de sentimiento habituales. De un lado, la ratio de alcistas confeccionada por la Asociación Americana de Inversores Individuales (AAII) registra un nivel cercano al optimismo, lo cual cabe interpretar como negativo para el mercado.

AAII 20102013

   En cambio, la ratio de alcistas elaborada por Investors Intelligence sigue instalada en una zona neutral.

   Permanezcan atentos.

Investors Intelligence 20102013

S&P 500, ciclo 40 días (con LFD) y nuevos máximos y nuevos mínimos

Rota la resistencia situada entre 1.701,57 y 1.709,45 (no mostrada ya en el gráfico), el S&P 500 no debería tener problemas para alcanzar el siguiente objetivo de subida de su fase ascendente, localizado entre 1.735,71 y 1.748,84, máxime si tenemos en cuenta que hasta el viernes no aparece la siguiente vibración de Gann capaz de forzar un techo.

   Por lo demás, merece atención el hecho de que ayer la línea horizontal se desplazó hacia arriba. Así, para activar una señal de la posible conclusión de la fase ascendente del ciclo, el precio debe romper a la baja la nueva línea horizontal situada en 1.695,93.

S&P 500 ciclo 40 dias 17102013

 Como complemento, de nuevo traigo a este informe el diagnóstico elaborado por la Línea Futura de Demarcación (LFD) de 40 días del S&P 500. En primer lugar, en términos de espacio, el objetivo de subida determinado por esta herramienta se localiza en 1.736,53.

   En segundo lugar, en términos de tiempo, como la LFD forma su suelo el 23 de octubre, lo verosímil es que el techo del ciclo se forme en torno a esa fecha.

LFD de 40 días S&P 500 17102013

   Concluyo este informe visitando dos indicadores que suelen medir con bastante precisión la salud de los mercados alcistas y bajistas. Me refiero al número de nuevos máximos y mínimos de 52 semanas. En este caso, voy a emplear el S&P 1.500 (donde se incluyen pequeñas, medianas y grandes compañías) como objeto de estudio.

   En el siguiente gráfico, se observa que en las correcciones encajadas por este índice en los últimos años el aumento en nuevos mínimos (línea roja) es significativamente menor que el aumento en nuevos máximos (línea verde) en las ondas alcistas, señal de que los toros siguen controlando el mercado.

Nuevos mínimos y maximos hoy 17102013

   En contraste, en la corrección ejecutada en julio de 2007, se registró un aumento en nuevos mínimos significativamente mayor que el aumento en nuevo máximos. Estos indicadores nos alertaban de que estaba en marcha el proceso de transición de un mercado alcista a uno bajista.

Nuevos mínimos y maximos 2007 17102013

   En consecuencia, mientras no veamos un incremento significativo en los nuevos mínimos, no podemos esperar una mercado bajista como el registrado entre 2007 y 2009. Eso no significa que no vayamos a asistir a una caída de cierto calado. De hecho, mi pronóstico no ha variado. Sigo pensando que el techo del ciclo de 4 años está a la vuelta de la esquina.

   Permanezcan atentos.

Euro Stoxx 50, Ibex 35 y DAX: ciclo 40 días (con LFD)

Euro Stoxx 50
Estando ya a las puertas del objetivo de subida situado entre 3.020,92 y 3.049,83, hay que reconocer que el Eurostoxx ha evolucionado tal como esperaba, con una clara inercia alcista al menos hasta alcanzar la siguiente ventana temporal capaz de forzar el techo del ciclo, que acontece a principios de la próxima semana, donde concurren el techo teórico (TT) y una vibración de Gann. Sin embargo, hoy mismo aparece una vibración de Gann, a la que no conviene hacer caso omiso.

   Entretanto, para activar una señal de la posible conclusión de la fase ascendente del ciclo, el precio sigue estando obligado a romper a la baja la línea horizontal situada en  2.957,70.

Euro Stoxx 50 ciclo 40 dias 17102013

   Como complemento, traigo hoy de nuevo a este informe el diagnóstico elaborado por la Línea Futura de Demarcación (LFD) de 40 días del Eurostoxx. Como el objetivo de subida determinado por esta herramienta ya fue satisfecho, no lo muestro en el gráfico.

   En términos de tiempo, dado que la LFD forma su suelo entre los días 21 y 23 de octubre, cabe pensar que el techo del ciclo debería formarse en esa franja temporal.

LFD de 40 días Eurostoxx 50 17102013

Ibex 35
Aunque el índice español rompió ayer la resistencia situada entre 9.776,82 y 9.841,76, no quiero darla por finiquitada hasta que no vea al precio alejarse más de sus inmediaciones. A todo esto, ayer se generó un nuevo objetivo de subida para la fase ascendente, que se localiza entre 10.195,34 y 10.426,36.

   Por lo demás, para activar una señal de la posible conclusión de la fase ascendente del ciclo, el precio sigue estando obligado a romper a la baja la línea horizontal situada en  9.615,30.

Ibex 35 ciclo 40 dias 17102013

DAX
Confiado y resuelto, el índice alemán terminó por conquistar el objetivo de subida situado entre 8.809,37 y 8.865,49. Por cierto, ayer se generó un nuevo objetivo de subida (no mostrado en el gráfico), que se ubica entre 8.994,41 y 9.037,15.

   Entretanto, para activar una señal de la posible conclusión de la fase ascendente del ciclo, el precio sigue estando obligado a romper a la baja la línea horizontal situada en  8.675,95.

DAX ciclo 40 dias 17102013

   Mirando ahora a la Línea Futura de Demarcación (LFD) de 40 días del DAX, dos son las piezas informativas que se desprenden de su estudio. En primer lugar, el objetivo de subida determinado por esta herramienta, que se localizaba en 8.826,80, fue alcanzado ayer mismo.

   En segundo lugar, como la LFD forma su suelo entre los días 21 y 23 de octubre, lo concebible es que el techo del ciclo se forme en ese período.

   Permanezcan atentos.

LFD de 40 días DAX 17102013

Combinar ciclos, la clave para especular

En su coherente y fervorosa exploración de los mercados financieros, J.M. Hurst, refractario a las simplificaciones y siempre codicioso en su búsqueda de explicaciones definitivas, nos legó una nueva forma de entender la teoría cíclica. Con las plurales erudiciones científicas que lo adornaban, infundió un soplo de vitalismo al análisis técnico explicándonos que una serie histórica de datos financieros no es el registro de un precio que cambia continuamente, sino el perfil de una secuencia de magnitudes de distinta frecuencia, amplitud y fase relacionadas entre sí mediante el tiempo. Dicho con otras palabras, el gráfico de cualquier activo financiero surge de la mezcla de varios ciclos de distinta duración, ciclos que pueden aislarse y con los que cabe especular de forma separada.

   Al mirar un simple gráfico, un gráfico en bruto, lo normal es encontrarse con esto:

Gráfico S&P 500 13102013

   Sin embrago, como acabo de comentar, a partir de la artesanal investigación de Hurst, se hace necesario desglosar los ciclos que componen el precio de cualquier gráfico. Sólo así se comprende en toda su dimensión el proceso de flujo y reflujo de los precios, el vaivén cadencioso que los mueve; en fin, su naturaleza cíclica.

   Tomado como punto de partida mi modelo cíclico y tras proceder al desglose de los tres ciclos más importantes incorporados al precio (10 días, 40 días y 40 semanas), veamos en el ejemplo que acabo de mostrar el comportamiento de esos ciclos. Eso sí, con vistas a ilustrar este ejemplo, me he permitido plasmar en un solo gráfico los suelos y techos de los tres ciclos; por sistema, mi forma de abordar el análisis de cada uno de los ciclos requiere el estudio de diferentes marcos temporales.

   En primer lugar, observemos el ciclo de 10 días, esto es, sus continuas rotaciones.

Ciclo 10 días 13102013

   Vamos ahora con el ciclo de 40 días.

Ciclo 40 días 13102013

   Por último, el ciclo de 40 semanas (200 días).

Ciclo 40 semanas 13102013

   Sabiendo, por tanto, que existe la posibilidad de descomponer un gráfico en varios ciclos, el paso siguiente consiste en combinarlos para encontrar provechosas oportunidades de especulación.

   En el siguiente gráfico, muestro los ciclos de 4 años y 40 semanas del BBVA. Con su habitual precisión anticipatoria, rota a la baja la línea horizontal de la fase ascendente del ciclo de 4 años en febrero de 2010, dos meses después el oscilador de confirmación certificó la entrada del ciclo en su fase descendente. En consecuencia, se corroboró que el último techo del ciclo de 4 años se formó en noviembre de 2009.

   Una vez confirmado el cambio de fase por el oscilador de confirmación, cabía la posibilidad de emplear el ciclo inferior (40 semanas) para operar en la dirección marcada por el ciclo superior. En este caso, la dirección era la bajista, dado que el ciclo de 4 años se encontraba en su fase descendente. En el gráfico, he marcado las tres extraordinarias opciones que dejó el ciclo de 40 semanas para ponerse corto con el contexto del ciclo de 4 años a favor.

BBVA mensual y semanal bajista 13102013

   Posteriormente, tras formarse un suelo en julio de 2012, el precio rompió al alza la línea horizontal de la fase descendente del ciclo de 4 años. Ese acontecimiento modificó el contexto reinante hasta el momento. Una vez rota esa línea horizontal, lo lógico era que el ciclo de 4 años hubiese formado su suelo, circunstancia que el oscilador de confirmación certificó pocos meses después. Confirmado, por tanto, que el ciclo de 4 años se encontraba en su fase ascendente, resultaba posible emplear el ciclo inferior (40 semanas) para operar en la dirección marcada por el ciclo superior. En este caso, la dirección era la alcista, dado que el ciclo de 4 años ya se encontraba en su fase ascendente. En el gráfico, he marcado la extraordinaria oportunidad que dejó el ciclo de 40 semanas en julio de este año para ponerse largo con el contexto del ciclo de 4 años a favor.

BBVA mensual y semanal alcista 13102013

   Cambiemos ahora la combinación de ciclos. Veamos qué sucede si utilizamos como contexto el ciclo de 40 semanas y empleamos el de 40 días para operar. Mirando el siguiente gráfico, salta a la vista que tras romperse al alza la línea horizontal de la fase descendente del ciclo de 40 semanas, poco después el oscilador de confirmación de ese ciclo certificó el cambio a la fase ascendente. A partir de ese momento, se podía usar el ciclo inferior (40 días) para operar en la dirección marcada por el ciclo superior. En este caso, la dirección era la alcista, dado que el ciclo de 40 semanas se encontraba en su fase ascendente. En el gráfico, he marcado la extraordinaria oportunidad que ha dejado recientemente el ciclo de 40 días para ponerse largo con el contexto del ciclo de 40 semanas a favor.

BBVA semanal y diario alcista 13102013

   Un último ejemplo, con el ciclo de 40 días y el de 10 días. Tras romperse al alza la línea horizontal de la fase descendente del ciclo de 40 días, poco después el oscilador de confirmación de ese ciclo certificó el cambio a la fase ascendente. A partir de ese momento, se podía usar el ciclo inferior (10 días, gráfico de 2 horas) para operar en la dirección marcada por el ciclo superior. En este caso, la dirección era la alcista, dado que el ciclo de 40 días se encontraba en su fase ascendente. En el gráfico, he marcado las tres extraordinarias oportunidades que ha dejado recientemente el ciclo de 10 días para ponerse largo con el contexto del ciclo de 40 días a favor.

BBVA diarioy 2 horas alcista 13102013

   En resumen, combinar ciclos constituye una evolución natural de las aportaciones teóricas de Hurst, además de una potente herramienta de especulación. Incorporar esta técnica resulta imperativo para quienes profesen el análisis cíclico.

   Permanezcan atentos.

S&P 500, ciclo 40 días (LFD y McClellan)

En el informe de ayer expuse lo siguiente: “(…)No menos relevante se me antoja la segunda señal consecutiva de clímax bajista generada por mi indicador de volumen, en un aviso de que tal vez se haya producido una culminación de las órdenes de venta, un agotamiento de la presión ejercida por los bajistas, que ahora podrían batirse en retirada hasta una mejor ocasión”.

   Dicho y hecho. Los osos se resguardaron en sus guaridas asustados ante la riada alcista que presentían, aluvión barruntado asimismo por mi indicador de volumen.

   Con igual pericia pronosticadora, las vibraciones de Gann que figuraban el 8 y el 10 de octubre han desempeñado su labor de forma brillante, forzando un suelo de al menos corto plazo.

   Y digo corto plazo porque la subida registrada ayer, aunque muy potente y capaz de romper al alza la línea horizontal situada en 1.687,15, no tuvo suficiente empuje para obligar al oscilador de confirmación a certificar el cambio de fase.

   No obstante, dado que se ha roto la línea horizontal y la subida de ayer resulta prometedora, de forma excepcional voy a elaborar mi análisis COMO SI el ciclo estuviese en su fase ascendente.

   Repito, el ciclo sigue oficialmente en su fase descendente, pero voy a adelantarme a los acontecimientos, en la convicción de que en pocos días el oscilador de confirmación corroborará que el suelo del ciclo de 40 días se formó el 9 de octubre. Esta práctica conlleva peligro; sin embargo, dado el especial momento que viven los mercados norteamericanos, merece la pena tomar algún riesgo.

   Dicho lo cual, suponiendo que el ciclo esté ya en su fase ascendente, debo decir que el primer objetivo de subida se encuentra entre 1.701,57 y 1.709,45. Un segundo objetivo se localiza entre 1.735,71 y 1.748,84.

   Del estudio de la onda sinusoidal se desprende que el techo teórico (TT) del ciclo se prevé para el 23 de octubre. Antes de toparse con el TT, el S&P 500 tendrá que enfrentarse a las vibraciones de Gann capaces de forzar un techo que figuran respectivamente hoy y el 18 de octubre. Dos vibraciones más aparecen el 28 de octubre y el 31 de octubre.

      Por ahora, no disponemos de ninguna línea horizontal cuya rotura a la baja active una señal de la posible conclusión de la supuesta fase ascendente del ciclo.

S&P 500 ciclo 40 dias 11102013

   Como complemento, traigo hoy a este informe el diagnóstico elaborado por la Línea Futura de Demarcación (LFD) de 40 días del S&P 500. A semejanza de mis herramientas de estudio, este instrumento analítico todavía no ha confirmado el suelo del ciclo de 40 días. Para eso se requiere que el precio la corte al alza. Ahora bien, podemos elaborar provechosas suposiciones. En el caso de que hoy el S&P 500 supere su LFD de 40 días, el objetivo de subida se ubicaría en 1.738,34, escenario que he plasmado en el gráfico.

   En términos de tiempo, dado que la LFD formará su suelo el 23 de octubre, el techo del ciclo debería constituirse en torno a esa fecha.

   Con todo, recuerdo que ésta es una proyección de lo que podría suceder si el precio confirma el suelo del ciclo rompiendo al alza su LFD de 40 días. En tanto eso no ocurra, lo expuesto aquí es una conjetura. Valiosa, pero conjetura.

LFD 40 dias S&P 500 11102013

   Por último, quiero destacar que el McClellan Oscillator alcanzó ayer la zona aconsejable para dibujar posteriormente una divergencia alcista fiable. Dicho con otras palabras, se acercó al nivel cero sin superarlo.

   Llegados a este punto, caben dos opciones. La primera consiste en que el S&P 500 forme ya un techo de corto plazo e inicie una nueva ronda bajista que le lleve a marcar mínimos decrecientes no corroborados por el McClellan, en cuyo caso este indicador dibujaría una divergencia alcista (patrón explicado en el informe de ayer).

   La segunda opción se resume en que el McClellan supere en los próximos días el nivel cero. En ese supuesto, se confirmaría que la mayoría de las acciones que engrosan el S&P 500 gozaría ya de una tendencia alcista. No podríamos esperar, por tanto, la formación de ninguna divergencia por parte del McClellan. Seguramente, el suelo del ciclo de 40 días quedaría ya a nuestras espaldas.

   Permanezcan atentos.

McClellan Oscillator 11102013

S&P 500: ciclo 40 días, McClellan en sobreventa y señal del VIX

En una jornada que, según mi indicador de volumen, cursó con clímax bajista, el S&P 500 terminó por despeñarse, arramblando a su paso con el soporte que se situaba entre 1.675,24 y 1.666,46 (no mostrado ya en el gráfico).

   Con este nuevo y vertiginoso descenso del precio, se han generado dos nuevos objetivos de caída para la fase descendente del ciclo. El primero, tocado ayer por el índice norteamericano, se localiza entre 1.656,25 y 1.647,35. El segundo se acomoda entre 1.632,78 y 1.625,05.

   A modo de oráculo, al cierre de la sesión del lunes, la onda sinusoidal ajustó a la derecha su pronóstico sobre el suelo teórico (ST) del ciclo, anticipándose por tanto a la caída registrada ayer. Sea como fuere, el S&P 500 goza en estos momentos del “soporte temporal” configurado por dos vibraciones de Gann capaces de forzar un suelo y el referido ST. Con todo, como el precio manda, sólo la rotura al alza de la línea horizontal situada en 1.691,94 implicará un verdadero cambio de tornas.

S&P 500 ciclo 40 dias 09102013

McClellan Oscillator y señal del VIX
Con aplastante lógica, el McClellan ingresó ayer en sobreventa después de llevar varios días acercándose a esa zona.

McClellan 09102013

   Ahora, se abren tres posibilidades. La primera opción, a la que menos probabilidades otorgo, consiste en que el precio forme inmediatamente el suelo del ciclo de 40 días y se embarque en su fase ascendente.

   La segunda opción, patrón acostumbrado una vez registrada la sobreventa, se cifraría en que el S&P 500 desarrolle algún tipo de movimiento lateral o un rebote moderado seguido de una nueva ronda bajista que lo lleve a marcar mínimos decrecientes que no sean corroborados por el McClellan. Esa divergencia alcista debería ser la antesala del suelo del ciclo de 40 días.

McClellan opción 1 09102013

   La tercera posibilidad implicaría que después del movimiento lateral o pequeño rebote, el precio formase mínimos decrecientes corroborados por el McClellan. En este caso, el indicador entraría en un nivel mayor de sobreventa que reanudaría el proceso hasta finalmente dibujar una divergencia alcista con el precio.

McClellan opción 2 09102013

   Otra señal activada ayer procede del VIX, que mide la volatilidad del mercado, una señal que suele aparecer en o cerca de los suelos relativamente importantes del mercado. Este aviso del VIX, poco frecuente (sólo aparece entre una y tres veces al año), es un patrón según el cual en un período de entre 1 y 20 días se formará un suelo de cierto calado.

   Sin embargo, la mayoría de las ocasiones en que se manifiesta la señal inicial de este patrón se ven precios menores del S&P 500 en días posteriores, lo cual encajaría perfectamente con la expectativa que acabo de comentar de un rebote del precio y una nueva ronda bajista que forme mínimos decrecientes no confirmados por el McClellan, momento en el cual se estaría dibujando la esperada divergencia alcista con el precio.

   Las dos últimas veces en que ha hecho acto de presencia la señal del VIX en combinación con la entrada en sobreventa del McClellan y posterior divergencia alcista fueron en el suelo formado el 24 de junio y en el formado el 28 de agosto. Mirando el siguiente gráfico, salta a la vista el excelente resultado de ambas señales.

   Permanezcan atentos.

Señal VIX 09102013

Los secretos de Gann: el Cuadrado del Nueve

Durante años, el interés de numerosos estudiosos del mercado se ha concentrado en W.D. Gann, artífice de predicciones muy exitosas. Ávidos de conocimiento, una plétora de especuladores ha tratado de averiguar cómo Gann fue capaz de manejarse con semejante nivel de precisión, lanzando predicciones de mercado tan atinadas. Por ejemplo, en el número dos del quinto volumen de la revista Ticker and Investment Digest (diciembre de 1909) se refiere que Gann realizó 286 operaciones en presencia de William E. Gilley, de las cuales fueron exitosas 264. Por tanto, su ratio de acierto alcanzó un espectacular 92%. En ese período de 25 días que cubre el artículo, Gann fue capaz de doblar diez veces su capital inicial.

   De entre las numerosas técnicas especulativas de Gann, quizá la más célebre es la conocida como el Cuadrado del Nueve, uno de sus sistemas de cálculo más misteriosos.

   Al decir de algunos conocidos de Gann, éste llevaba una Cuadrado del Nueve en miniatura cuando acudía a especular en los corros de bolsa. Gann creía que cada suelo y cada techo de un gráfico guarda una correlación matemática y temporal con techos y suelos del pasado. Sostenía que nada en la naturaleza se mueve por azar y que en la creación de todo cuanto conocemos reposan las principios matemáticos. Que el universo, en fin, es un compendio de puntos de fuerza matemáticos. Veamos el aspecto de ese Cuadrado.

Cuadrado del Nueve

   Algo hay en esta extraña rueda que intriga a todo el que la ve, sea un entusiasta del mercado o un lego en la materia. El verdadero origen del Cuadrado del Nueve se desconoce. Se cree que Gann lo descubrió en la India o en Egipto, en el transcurso de su concienzuda indagación en los entresijos de los números. Mi conjetura es que el origen más probable del Cuadrado del Nueve se remonta a Egipto. De hecho, el Templo de Luxor lo incorpora en su arquitectura. No obstante, prestando oídos a los mayores expertos en Gann, el Cuadrado no sería sino una representación de la Gran Pirámide de Giza vista desde un plano cenital.

   Sin duda, para Gann el número 9 atesoraba un preciado valor. En alguno de sus textos, dejó escrito que empleamos nueve números para medir todo y que no podemos pasar de 9 sin empezar de nuevo en cero De hecho, el número nueve presenta unas singulares características cuando se suma o se multiplica a cualquier número.

   Si a cualquier número le sumas 9, el número resultante se reducirá mediante adición al número inicial de un dígito. Por ejemplo 1+9=10; 1+0=1. Otro ejemplo: 2+9=11; 1+1=2. Un tercer ejemplo: 3+9=12; 1+2=3.

   Si se multiplica el número 9 por cualquier otro número, el producto resultante se reducirá a 9 mediante adición. Un ejemplo: 9×5=45; 4+5=9.  Otro ejemplo: 9×8=72; 7+2=9. Un tercer ejemplo: 9×33=297; 2+9+7=18; 1+8=9

   También la suma de todos los dígitos del 1 al 9 se reduce mediante adición al número 9. Comprobémoslo: 1+2+3+4+5+6+7+8+9=45; 4+5=9.

   Ésta es la razón por la que Gann dijo que el número nueve medía todo.

¿Qué es el cuadrado del Nueve?
En esencia, se trata de una herramienta para pronosticar el Tiempo y Espacio, para medirlos de diferentes maneras.

Cuadrado del Nueve de cerca

   Salta a la vista que este Cuadrado es una estructura numérica dispuesta en forma de espiral que comienza con el número 1 en el centro y el número 2 a la izquierda. El resto de los números se mueven alrededor del 1 en el sentido de las agujas del reloj hasta llegar al número 9, momento en que se completa el primer ciclo de números alrededor del centro. Desde el número 10 al 25 se completa el segundo ciclo; desde el 26 al 49, el tercero; etc.

   La diagonal en dirección a la esquina inferior izquierda está formada por el cuadrado de los número impares (1, 9, 25, 49, 81, 121, 169…). La diagonal paralela a la que se dirige hacia la esquina superior derecha esta formada por el cuadrado de los números pares (2, 4, 16, 36, 64, 100, 144…).

Cuadrado de numeros pares e impares

   Para apreciar el cuadrado en términos de su origen geométrico, hay que intentar imaginárselo como una pirámide cuyo vértice fuese el número 1 con cuatro lados que descienden en cascada hasta la base de la pirámide.

Pirámide Cuadrado del Nueve 29092013

   Con vistas a completar el Cuadrado, ha de rodearse de un anillo externo con los días del calendario para encajar los 365 días del año en los 360º de la circunferencia formada por ese anillo.

Anillo externo 29092013

   Esta relación de los números con la circunferencia se explica por el hecho de que a cada número le corresponde un ángulo específico entre 0º y 360º. Pitágoras sentenció que “las unidades en una circunferencia o en un cuadrado se relacionan entre sí en términos de Espacio y Tiempo en puntos específicos”. En consecuencia, el Cuadrado del Nueve se presenta como una herramienta extremadamente rápida para encontrar bloques numéricos que guardan una relación geométrica con los pasados suelos y techos de un gráfico.

   Gann dejó escrito que “el hombre empezó a medir el tiempo usando un reloj solar, dividiendo el día en 24 horas de 15º de longitud. El reflejo geométrico del sol sobre el reloj solar indicaba la hora del día. Por tanto, dado que el tiempo se mide mediante el Sol, nosotros debemos usar los 360º de la circunferencia para medir el Tiempo en los mercados”.

   Volviendo al anillo externo con los días de calendario del año, el punto cero siempre empieza el primer día de la primavera, entre el 20 y el 21 marzo.

   Para comprender por qué el punto de arranque está fijado precisamente ese día debe entenderse que el Cuadrado hunde sus raíces en el movimiento descrito por el Sol a través de su nodo. El nodo es el punto de la órbita terrestre en que se cruzan el plano del ecuador y el plano del Sol, generando el primer día de primavera. Este punto nodal se conoce como equinoccio porque las horas del día y de la noche tienen una duración igual. En el equinoccio de primavera, el Sol forma 90º con el plano de la Tierra, ángulo que genera una intensa radiación electromagnética que afecta de forma notable la vida de todos los seres vivos.

   Pasado el equinoccio de primavera, en el hemisferio norte la luz solar se incrementa hasta llegar a su máximo el primer día del verano, el 20 o 21 de junio, formando en ese momento 90º con el primer día de la primavera. Entonces, la luz solar comienza su declive hasta que se igualan de nuevo los días y las noches durante el primer día del otoño, el 22 o 23 de septiembre. A partir de ese momento, la oscuridad gana terreno hasta el 21 o 22 de diciembre, primer día de invierno. Estos cuatro puntos asociados a las estaciones se conocen en el Cuadrado del Nueve como cruz cardinal.

   Vista esta disposición del Cuadrado, no resulta casual que la mayoría de los máximos y mínimos del mercado acontezcan alrededor de los números que engrosan esa cruz. También encerraban una importancia especial para Gann los números que conectan la base de la pirámide, es decir, que unen las esquinas del Cuadrado formando un aspa. La división esencial del Cuadrado, por tanto, consta de 8 partes de 45º cada una (1/8 de 360º). Estos ocho bloques numéricos albergan una capacidad especial para equilibrar Tiempo y Espacio.

Cardinales y aspa

   La filosofía que conecta el Cuadrado del Nueve con el movimiento de traslación de la Tierra alrededor del Sol se fundamenta en que durante el 21 de marzo acontece la reencarnación de la vida. Después, en el solsticio de verano, esa nueva vida que se enseñorea de los animales, plantas e insectos se encuentra en estado de ebullición.

   Posteriormente, alcanzado el equinoccio otoñal, el grado máximo de fruición vital queda atrás y el ciclo de la vida disminuye, deteriorándose en su camino hacia la vejez. El 21 de diciembre, en el solsticio de invierno, la vida entra en estado de congelación, con vistas a resurgir cuando lleguen los rayos solares que trae el equinoccio de primavera.

   Gann comentaba que “en La Biblia se sostiene con claridad que hay un tiempo y una estación para todo aquello que está bajo el Sol y que no hay excepciones para esta norma cíclica. La Tierra se mueve alrededor del sol en 365 días. Esto completa el viaje a través de 360º”.

Algunos ejemplos
Como no es el propósito de esta entrada ofrecer un curso sobre el Cuadrado del Nueve, dejaré aquí las explicaciones teóricas. Por tanto, vayamos ahora con la aplicación práctica de esta herramienta. Pero antes de ver algún ejemplo, quiero aclarar que aquello de lo que voy a dar cuenta a continuación constituye una minúscula muestra de las muchas aplicaciones prácticas que encierra del Cuadrado del Nueve.

   Aclarado este punto, el Cuadrado del Nueve, en primera instancia, nos permite calcular objetivos de subida y bajada para el precio de cualquier activo. Las líneas que presento en el siguiente gráfico, que yo denomino Líneas de Gann, nacen directamente del Cuadrado del Nueve y nos permiten disponer de unos objetivos que alternativamente funcionan como techos y suelos. Ahora mismo, el S&P 500 casi ha alcanzado una de estas líneas, que sin duda le opondrá una fuerte resistencia en el caso de que la alcance.

Líneas Gann 29092013

   En cuanto a la predicción temporal, presento a continuación un gráfico en el que gracias al Cuadrado del Nueve se pudo calcular cada cuánto tiempo iban a producirse movimientos de calado desde el máximo de octubre de 2007 hasta el mínimo de marzo de 2009, suelo que por cierto fue perfectamente pronosticado mediante esta herramienta.

Gann tiempo 29092013

   La cuestión es que el número exacto de cada mes que aparece en el gráfico no es azaroso, sino que responde a los números dispuestos en el Cuadrado del Nueve, en concreto los que aparecen en la zona horizontal derecha y en la vertical inferior de la cruz cardinal y en las dos diagonales del lado derecho del Cuadrado. Lógicamente, la clave reside en saber por qué eran esos números y no otros los que dominaban en ese momento el mercado.

Explicación ejemplo 1

   El siguiente ejemplo pertenece al pasado más reciente. Todos los puntos de giro que aparecen marcados se calcularon con el Cuadrado del Nueve teniendo como punto de partida el 21 de marzo, es decir, utilizando el anillo exterior explicado anteriormente.

21 marzo 29092013

   En definitiva, el Cuadrado del Nueve es un maravilloso instrumento que permite pronosticar el Espacio y el Tiempo para cualquier activo financiero. Aunque su compleja apariencia tal vez despierte el rechazo de algunas personas, puedo asegurar que el estudio de sus propiedades y su posterior manejo son un estímulo intelectual de primer orden.

   Permanezcan atentos.

S&P 500, ciclo 40 días (McClellan y Línea Avance-Descenso)

Por segundo día consecutivo, mi indicador de volumen generó una señal de clímax bajista. Dado que uno de los contextos posibles en que aparece esta señal es cuando se está cerca del suelo de las correcciones de corto plazo, la lectura optimista de la situación actual consistiría en conjeturar que el ciclo de 10 días del S&P 500 está a punto de formar suelo.

   No obstante, al índice norteamericano se le acaba el margen de maniobra. O reacciona ya o el deterioro de su situación técnica será irreversible. De hecho, otro de los posibles contextos en que hace acto de presencia la señal de clímax bajista es cuando ya se ha formado el techo cíclico, que en este caso correspondería al techo del ciclo de 40 días.

   En ese sentido, la línea horizontal situada en 1.697,73 tiene la clave. Esta línea fue rota ayer intradía, aunque al cierre de la sesión fue respetada. Ese comportamiento del precio alrededor de la línea le confiere mayor valor. Su rotura supondría, sin duda, la puntilla a la fase ascendente del ciclo.

   Por otro lado, pese a que el techo teórico (TT) del ciclo sigue previsto para el 27 de septiembre, no puede descartarse la posibilidad de que el techo del ciclo se haya formado el 19 de septiembre, sólo un día antes de una vibración de Gann.

S&P 500 ciclo 40 dias 24092013

   Entretanto, aunque el McClellan Oscillator registró ayer una nueva caída, todavía cuenta con suficiente espacio para seguir el patrón tantas veces explicado en los informes. Ahora bien, una caída de este indicador por debajo del nivel cero invalidaría mi planteamiento y certificaría que lo más probable es que el techo del ciclo de 40 días haya quedado atrás.

McClellan 24092013

   Por otro lado, traigo hoy de nuevo a primera plana el comportamiento de la Linea Avance-Descenso del NYSE. Recuerdo que este indicador de amplitud cumple una función extraordinaria para chivarnos cuando está próximo el techo del ciclo de 4 años.

   Pues bien, la evolución de la Línea Avance-Descenso sigue siendo poco prometedora para los alcistas. A la ya confirmada divergencia bajista de la Línea diaria, se suma la divergencia bajista de la Línea semanal, que también representa una sería amenaza para la supervivencia de la fase ascendente del ciclo de 4 años. Veremos cómo se desenvuelven ambas Líneas durante los próximos días.

   Permanezcan atentos.

Avance-Descenso diaria 24092013

Avance-Descenso semanal 24092013

Archivos