Home » Otras herramientas

Category Archives: Otras herramientas

Ciclo Metónico y Modelo de Bradley en 2015

Como una imagen vale más que mil palabras, quisiera que observen la evolución del S&P 500 durante este año comparada con los pronósticos del Ciclo Metónico y el Modelo de Bradley. El S&P 500 ha seguido con bastante fidelidad las oscilaciones de ambas herramientas cíclicas.

   Por ejemplo, el Ciclo Metónico casi ha clavado el comportamiento del S&P 500 durante todo el año, salvo el último tramo, en el que el índice norteamericano ha descrito un movimiento lateral bajista, a diferencia del Ciclo Metónico, que preveía un ascenso continuado.

Ciclo Metónico  26122015

   En verdad, la estructura del S&P 500 durante la parte final del año la ha previsto algo mejor el Modelo de Bradley.

Modelo Bradley 26122015

   Sea como fuere, ambas herramientas nos han facilitado una hoja de ruta bastante fiable sobre lo que iba a acontecer durante el año 2015. Dentro de pocas fechas daremos a conocer la previsión para el 2016. Como adelanto, puedo decir que el Ciclo Metónico y el Modelo de Bradley pintan un cuadro muy similar.

   Permanezcan atentos.

S&P 500: ciclos 10 y 40 días (con LFD)

Ciclo 10 días 
Tras cotizar brevemente por debajo del objetivo de caída que se hospeda entre 1.989,46 y 1.984,60, el S&P 500 emprendió un notable rebote que, sin embargo, no bastó para que el oscilador de confirmación se girase al alza.

   Por tanto, seguimos sin novedad alguna en el frente defendido por mis indicadores.

S&P 500 ciclo 10 dias 11092014

   Eso sí, en la Línea del Volumen Alcista-Bajista del NYSE (LVAB) hallamos una divergencia alcista que tal vez nos esté avisando de la cercanía del suelo cíclico.

LVAB 11092014

Ciclo 40 días
Activada el martes la señal de posible conclusión de la fase ascendente, ayer el ciclo de 40 días del S&P 500 se ciñó a la lógica ingresando en su fase descendente.

   El primero objetivo de caída se ubica entre 1.977,93 y 1.970,80. En verdad, lo normal sería que el precio acabase aterrizando en este soporte. No obstante, teniendo en cuenta la manipulación reinante, cabe la opción de que el S&P 500 ni siquiera visite esta zona. A todo esto, un segundo objetivo descansa entre 1.957,29 y 1.945,10.

   En lo tocante al análisis de carácter temporal, destaca que la onda sinusoidal prevé el ST para el 12 de septiembre. Un día después irrumpirá en escena una vibración de Gann capaz de forzar un suelo, y una vibración más espera turno el 23 de septiembre.

   Por último, para activar una señal de la posible conclusión de la fase descendente del ciclo, el precio debe romper al alza la línea horizontal situada en 2.007,71.

S&P 500 ciclo 40 dias 11092014

LFD de 40 días
Concluyo el informe echando una ojeada al diagnóstico elaborado por la Línea Futura de Demarcación (LFD) de 40 días del S&P 500, para ver si confirma el dictamen de mis instrumentos de análisis.

   En términos de espacio, el objetivo de caída proyectado por esta herramienta se localiza en el nivel 1.981,88, objetivo que podemos dar por alcanzado. Por otro lado, en términos de tiempo, como la LFD forma techo entre el 10 y el 17 de septiembre, lo concebible es que el suelo del ciclo pueda constituirse dentro de esa franja temporal.

   Permanezcan atentos.

LFD 40 días 11092014

Nasdaq 100: posible hombro-cabeza-hombro

El gráfico habla por sí mismo. Si esta figura se confirmase, la caída desde la línea clavicular sería cercana al 10%.

   Permanezcan atentos.

Nasdaq 100 HCH 05042014

Empuje alcista interno: el poder de la profundidad del mercado

Excéntrico y amigo del lujo en su ámbito privado, de la vida pública de Martin Zweig (fallecido en febrero de 2013, a la edad de 70 años) puede predicarse que fue un brillante especulador, un reputado asesor de inversiones y un sagaz analista financiero. Su fama creció al calor del libro Winning on Wall Stret, que publicó en 1986, un clásico dentro de las obras dedicadas a enseñar técnicas de inversión. Por añadidura, Zweig condujo un boletín bursátil (Zweig Forecast) que, al decir de la Hulbert Financial Digest, fue el más exitoso entre 1980 y 1995.

   Dentro de las diversas técnicas expuestas en el libro Winning on Wall Stret, Zweig pasó a la fama por elaborar un sistema que empleaba el concepto de amplitud o profundidad (es decir, la cantidad de acciones que acompañan la evolución de los índices) con vistas a determinar cuándo estaba iniciándose un mercado alcista. Animado por ese afán, creó un indicador que mide el empuje alcista interno del NYSE (New York Stock Exchange).

   En esencia, el indicador de Zweig desencadena una señal de compra cuando, tras haber caído en sobreventa, entra en sobrecompra en un intervalo no superior a 10 días. La idea esencial es que un cambio repentino en los datos de amplitud (pasar de sobreventa a sobrecompra en un período de tiempo tan corto) encierra el mensaje de que una campaña alcista de grandes dimensiones se halla en sus primeros compases.

   Desde 1945, sólo se han registrado 16 señales de empuje alcista interno. La media de ganancia una vez desencadenada la señal ronda el 25% a los 11 meses. Lo curioso es que desde la señal ocurrida en agosto de 1984, no fue hasta marzo de 2009 cuando tuvo lugar una nueva. Ahí es nada. En realidad, la generada en 2009 no pudo ser más certera, porque anticipó el gran mercado alcista que estaba por venir. En el siguiente gráfico, he marcado con círculos la señal de empuje alcista interno que tuvo lugar en marzo de 2009. Transcurridos 11 meses, el beneficio fue del 32,64%.

   Por otro lado, en el gráfico también he marcado con cuadrados una señal no genuina de empuje alcista interno, activada en marzo de 2010. Se trata de una señal no genuina porque desde que el indicador cayó en sobreventa transcurrieron más de 10 días hasta que entró en sobrecompra. A decir verdad, esta señal también anticipó una extensión de la escalada del S&P 500. Sin embargo, al no ser una señal genuina era obligado introducir otros ingredientes en el análisis para determinar si merecía la pena ponerse largo en ese momento.

Empuje interno 1 21042014

   La siguiente señal entró en escena en octubre de 2011. Cumplidos 11 meses, el beneficio de la señal era del 19,66%. Entretanto, en febrero y julio de 2012 se generaron sendas señales de empuje alcista interno no genuinas (marcadas con cuadrados), y ambas pudieron aprovecharse para ponerse largo con la ayuda de mis herramientas de análisis cíclico.

Empuje interno 2 21042014

   La última señal genuina se desencadenó en octubre de 2013. Por tanto, los 11 meses se cumplirán en septiembre de este año. Al cierre de la semana pasada, el beneficio tras la señal es del 6,28%.

Empuje interno 3 21042014

   En conclusión, estamos ante una herramienta técnica de primer nivel que sirve para que los especuladores con un horizonte de inversión a largo plazo adopten una posición compradora con una alta probabilidad de resultar provechosa. Por ende, esta técnica se incorpora a partir de hoy al repertorio del que me valgo para analizar los mercados. Su excelente hoja de servicios así lo demanda.

   Permanezcan atentos. 

S&P 500: ciclo 40 días y análisis de su tendencia acelerada

En el último informe, comentaba lo siguiente: “(…) En verdad, lo que me llama poderosamente la atención es la señal de clímax alcista generada por mi indicador de volumen. La última vez que apareció esta señal fue el 15 de noviembre, un día antes de que se formase el techo de la anterior rotación de este ciclo. Por si esto fuera poco, recuerdo que precisamente el viernes se cumplía el TT, circunstancia a la que no conviene hacer caso omiso”.

   A todas luces, la señal de clímax alcista identificó que el S&P 500 iba a tomarse al menos un día de descanso, circunstancia corroborada de nuevo por mi indicador de volumen, que ayer detectó una recogida de beneficios.

   Por otro lado, la onda sinusoidal no ha modificado su pronóstico sobre el TT. En el supuesto de una extensión de las alzas, recuerdo que la siguiente vibración no aparece hasta el viernes de esta semana.

   Entretanto, para activar una señal de la posible conclusión de la fase ascendente del ciclo, el precio debe romper a la baja la nueva línea horizontal situada en 1.794,70.

S&P 500 ciclo 40 dias 26112013

Tendencia acelerada en el S&P 500
Para la elaboración de lo que voy a exponer ahora no he empleado el análisis cíclico; me he valido, en cambio, del conocimiento extraído de la minuciosa observación de cientos de gráficos. Entender los distintos modos en que puede evolucionar la tendencia alcista o bajista de cualquier activo deviene muy valioso para un especulador. Aunque hasta este momento apenas he incorporado a mis informes esta clase de análisis, debo reconocer que tengo a bien usar este conocimiento con vistas a hacerme una composición de lugar más precisa de cada activo que estudio.

   Pues bien, de los tres tipos de tendencias consignadas por mí (normal, débil y acelerada), el S&P 500 está inmerso en una tendencia acelerada. Una característica para identificarla es que pueden dibujarse en el gráfico al menos tres líneas de tendencia, cada una de ellas con un ángulo distinto. El hecho de que el precio adopte en su movimiento ángulos cada vez mayores se explica porque con cada tirón la tendencia adquiere una velocidad creciente.

   Una de las características de la última etapa de este tipo de tendencia es que las correcciones se hacen cada vez más pequeñas, tanto en tiempo como en precio. Por ejemplo, en los estertores de este tipo de tendencia podría desfilar ante nuestro ojos algo así como 4 días de caída y 30 puntos de corrección seguidos de un nuevo máximo, tras el cual vendrían 3 días de caída y 25 puntos de corrección seguidos de un nuevo máximo, tras el cual asistiríamos a 2 días de caída y 20 puntos de corrección seguidos de un nuevo máximo, tras el cual se registraría un día de caída y 10 puntos de corrección seguidos de un último nuevo máximo.

   En el siguiente gráfico mensual del Dow Jones muestro la tendencia acelerada de este índice entre 1932 y 1937. Las tres líneas de tendencia nos hablan de la velocidad creciente de la tendencia. A este análisis primordial, he añadido el factor tiempo de acuerdo con uno de los ciclos maestros de Gann, el de 5 años o 60 meses, en este caso medido de suelo a techo. Es decir, este es un ciclo cuya naturaleza es distinta de la que poseen los ciclos que engrosan mi modelo. En el gráfico se observa que justo cuando se cumplieron los 60 meses se estaba a punto de formar un máximo decreciente al que siguió un desplome del precio.

Dow Jones 1932-1937 26112013

   Veamos ahora qué sucedió entre 1982 y 1987. El gráfico mensual del S&P 500 es muy elocuente. Tres líneas de tendencia y 60 meses de suelo a techo.

S&P 500 1982-1987 26112013

   En los techos cíclicos constituidos en 2000 y 2007 vemos el mismo patrón, si bien el techo del año 2000 se formó unos meses después de cumplirse el ciclo de 60 meses.

S&P 500 2000 y 2007 26112013

   Si miramos al gráfico actual, comprobaremos que los 60 meses se cumplen en marzo de 2014. Por tanto, mes arriba o abajo, la fecha de marzo de 2014 es de suma importancia, por cierto no muy lejana del TT del ciclo de 4 años de mi modelo y coincidente con dos vibraciones de Gann. A todo esto, con arreglo a técnicas del propio Gann, he añadido otros dos niveles que ofrecerán enorme resistencia en el caso de que sean alcanzados.

S&P 500 2009-2014 26112013

   Un aspecto interesante de las tendencias aceleradas es que su fase terminal suele durar 90 días de calendario, medidos de suelo a techo. Entremedias, sucede que en muchas ocasiones se produce una corrección que encuentra suelo a los 60 días de calendario, suelo a partir del cual se inicia una última subida hasta completar los 90 días.

   En el techo formado en 1929, el Dow Jones completó una última subida que cumple las características que acabo de enumerar.

1929 26112013

   En el techo formado en 1987 ocurrió lo mismo.

1987 26112013

   También en 1994 asistimos al mismo patrón.

1994 26112013

   En el momento actual, hay dos opciones. Si tomamos como punto de partida el mínimo del 28 de agosto, estaríamos ya ante una cuadratura de espacio y tiempo, dado que hoy se cumplen 90 días de calendario desde el 28 de agosto y el S&P 500 ha subido 180 puntos.

2013 26112013 1

   En cambio, si tomamos como punto de arranque el mínimo constituido el 9 de octubre, los 90 días se cumplen el 8 de enero. Entretanto, de acuerdo con el patrón visto en 1929, 1987 y 1994, podría formarse un suelo al llegar a los 60 días de calendario (9 de diciembre), momento que podría ofrecer una magnífica oportunidad de especulación. Muy probablemente, ese suelo coincidiría con un suelo del ciclo de 40 días de mi modelo.

   Permanezcan atentos.

2013 26112013 2

VIX, un cazador de techos y suelos intermedios del S&P 500

Celebérrimo y desconocido a un tiempo, el índice de volatilidad o VIX (Chicago Board Options Exchange Market Volatility) constituye un instrumento que emplean numerosos especuladores para cubrir sus posiciones cuando se malician que el mercado puede anotarse un retroceso. Este índice se calcula a partir de la volatilidad implícita de las opciones del índice S&P 500 sobre un periodo de 30 días.

   En esencia, el VIX sube cuando se incrementa el miedo y baja cuando éste se reduce. Por tanto, funciona como un termómetro que mide el febril miedo de los especuladores a una caída de los mercados. Persistentes valores bajos del VIX nos informan de un mercado cachazudo y complaciente, uno de esos mercados donde las tendencias alcistas se dan por infinitas. En cambio, los valores altos registrados por este índice nos refieren la existencia de pánico cuando se producen caídas profundas pero de corta duración o cuando se instala una tendencia bajista en el mercado.

   Hechas las presentaciones, debo reconocer que las interpretaciones acostumbradas del VIX incorporan a su elenco, necesariamente, errores flagrantes. Pertenece ya al anecdotario bufo del análisis técnico la idea de que las divergencias existentes entre el VIX y el S&P 500 anticipan los giros del segundo. Aunque esto es cierto en ocasiones, uncirse de forma automática al carro de este criterio conllevaría numerosas señales falsas.

   De hecho, cuando el S&P 500 se encarama a una tendencia alcista, el VIX puede mantenerse largas temporadas dejándose arrullar por esa tendencia, marcando durante muchos días consecutivos valores muy bajos antes de dispararse finalmente al alza. Además, en numerosas ocasiones los techos y suelos importantes del S&P 500 no son acompañados de ninguna divergencia del VIX.

   El siguiente gráfico muestra la reciente la evolución del S&P 500 y el VIX. Si bien es cierto que alguna de las divergencias que afloraron funcionó, no lo es menos que en conjunto habría resultado en balde la búsqueda de divergencias, una auténtica pérdida de tiempo.

VIX divergencias

   Eso no significa que el VIX carezca de valor. Antes bien, existe un patrón desconocido de este índice que nos permite determinar con precisión los techos y suelos de medio plazo en el S&P 500. Quienes sigan mis análisis del S&P 500 desde hace tiempo conocen de sobra esta señal, que se manifiesta en o cerca de los suelos relativamente importantes del mercado. Este aviso de giro del VIX, poco frecuente (sólo aparece entre una y tres veces al año), es un patrón según el cual en un período de entre 1 y 20 días se formará un suelo de cierto calado.

   Una vez generada la señal, deben cumplirse determinados requisitos técnicos. En ocasiones, esos requisitos acontecen de manera instantánea, permitiendo que el S&P 500 forme un suelo relevante enseguida. Sin embargo, la mayoría de las veces en que se manifiesta esta señal se ven precios menores del S&P 500 en días posteriores, hasta que definitivamente esos requisitos emergen.

   Este patrón del VIX sirve asimismo para avisarnos de la cercana formación de un techo relevante. No obstante, debo reconocer que las señales anticipatorias de techos aparecen con bastante menos frecuencia que las de suelos.

   Desplacémonos ahora al pasado para ver algunos ejemplos que ilustren la eficacia de esta señal. El siguiente gráfico del S&P 500 abarca el período comprendido entre febrero de 2001 y octubre de 2001. Tras formar un suelo relevante en marzo, el índice norteamericano emprendió una espectacular subida de casi el 22% hasta formar techo en mayo. En verdad, el 21 de mayo se activó la señal de giro del VIX, de manera que los especuladores de medio plazo recibieron un aviso de que un techo de fuste estaba a punto de formarse. De hecho, al observar el gráfico resulta evidente que ese techo se constituyó sólo un día después de la señal. Un techo, por cierto, tras el cual el S&P 500 se despeñó gozoso. Tanto es así que desde el máximo marcado en 1.315,93, el S&P 500 procedió a embaularse una caída de 371 puntos (28,2%) hasta el mínimo formado el 21 de septiembre.

VIX 1

   Avancemos ahora hasta el año 2008. El día 15 de mayo de ese año se generó una señal de giro del VIX, que alertaba asimismo de que un techo notable estaba a punto de constituirse. El gráfico que muestro a continuación revela que el techo se formó sólo dos días después de la señal, y que lo que vino a continuación fue una caída de órdago, cercana al 17%, hasta el mínimo marcado en julio.

VIX 2

   Si avanzamos algo más en el tiempo, una señal del VIX que avisaba de un suelo se desencadenó el 16 de marzo de 2011, justo el día en que se formó un suelo relevante tras el que vino un rebote del 10% hasta principios de mayo.

VIX 3

   La última ocasión en que ha hecho acto de presencia esta señal fue el 8 de octubre de este año, y sólo un día después se formó un suelo de calado. Anteriormente, esta señal se reveló en los suelos formados el 24 de junio y el 28 de agosto. En estos dos casos, una vez generada la señal, hubo que esperar unos cuantos días a que se cumpliesen los requisitos técnicos de los que hablaba antes. Sea como fuere, mirando el siguiente gráfico, salta a la vista el excelente resultado de estas tres últimas señales. Por cierto, tres señales que refirí en los informes que publico diariamente sobre el S&P 500.

VIX 4

   En resumidas cuentas, desde la creación del VIX en 1993 casi todos los suelos de medio plazo (que se corresponderían con el ciclo de 40 semanas) y unos cuantos techos del mismo tenor han venido acompañados de esta señal de giro del VIX. Por tanto, disponer de esta herramienta en nuestro arsenal técnico resulta muy valioso.

   Permanezcan atentos.

S&P 500: ciclo 10 días (geometría), ciclo 40 días e indicadores de sentimiento

Ciclo 10 días
Perforado el soporte que se localizaba entre 1.786,34 y 1.784,86 (no mostrado ya en el gráfico), el S&P 500 hizo pie en el siguiente objetivo de la fase descendente, situado entre 1.776,50 y 1.774,04. Por debajo de este segundo soporte hay un abismo que llevaría irremediablemente al ciclo a extender sobremanera su fase descendente, porque sin duda estaría bajo el yugo de la fase descendente del ciclo superior, el de 40 días.

S&P 500 ciclo 10 dias 21112013

   En este punto, voy a valerme de la siempre útil geometría para visualizar con qué precisión podía determinarse la zona donde era concebible que concluyese la última fase ascendente del ciclo de 10 días. En concreto, muestro una circunferencia cuyo radio lo constituye el tramo alcista comprendido entre el 7 de noviembre y el 11 de noviembre, primera subonda dentro de la mencionada fase ascendente. En términos de espacio, el arco superior de la circunferencia formaba una resistencia en el nivel 1.802,33, zona que ha funcionado con pericia como muro de contención del precio.

Circunaferencia 21112013

Ciclo 40 días
Los cuidadores del índice norteamericano conocen la importancia del nivel 1.780,22. Su rotura probablemente acarrearía un notable deterioro técnico del S&P 500. No obstante, acabamos de ver que en el ciclo de 10 días estaría permitida una caída hasta el nivel 1.774,04, límite del soporte que aguantó ayer al precio.

   Sea como fuere, el indicador de momento del ciclo de 40 días terminó confirmando su divergencia bajista al girarse a la baja. Además, el oscilador de confirmación se acercó nuevamente al nivel cero, zona cuyo traspaso certificaría que el techo del ciclo de 40 días ya se habría constituido.

   En suma, el S&P 500 está obligado a hacer acopio de energía y fabricar de forma inmediata una nueva onda alcista si no quiere verse abocado a una corrección de mayor relevancia. Eso sí, no perdamos de vista que a día de hoy la Reserva Federal sigue inyectando liquidez ingente en el mercado, una maná monetario que distorsiona la natural evolución de los precios.

S&P 500 ciclo 40 dias 21112013

Indicadores de sentimiento
Termino este informe trayendo a primera plana un gráfico donde se exhibe el nivel de complacencia existente en el mercado. Para ser más exactos, lo que se muestra en el gráfico es una comparación entre el S&P 500 y el apetito por el riesgo que atesoran los especuladores. Salta a la vista que, en estos momentos, el deseo de incurrir en inversiones temerarias alcanza unos niveles desorbitados. En fin, que nadie cuenta con una caída.

Apetito por el riesgo S&P 500 21112013

   Por otro lado, aunque no dispongo de un gráfico ilustrativo, puedo referir que la media móvil de 4 semanas de un indicador elaborado por Investors Intelligence para determinar extremos de sentimiento en el mercado registra el mayor nivel de optimismo en ¡26 años! Ahí es nada. Un dato más para ser muy prudentes con cualquier posición larga que se mantenga en el S&P 500.

   Permanezcan atentos.

Euro Stoxx 50, Ibex 35 y DAX: ciclo 40 días (con LFD)

Euro Stoxx 50
Mi primera atención se dirige a la señal de clímax bajista generada ayer en este índice. Tal vez se ejecutó un vaciado de las órdenes de venta, un agotamiento de los bajistas, una especie de capitulación previa a un rebote de fuste.

   Otro aspecto que merece mención es el buen trabajo que está desempeñando el soporte situado entre 3.028,52 y 3.018,92, que volvió a sujetar al precio pese a que éste estuvo cotizando claramente por debajo.

   Entretanto, para activar una señal de la posible conclusión de la fase descendente del ciclo, el precio sigue estando obligado a romper al alza la línea horizontal ubicada en 3.060,64.

Euro Stoxx 50 ciclo 40 dias 14112013

   Aprovecho este informe para mostrar el diagnóstico elaborado por la Línea Futura de Demarcación (LFD) de 40 días del Eurostoxx. En primer lugar, en términos de espacio, el objetivo de caída determinado por esta herramienta se localiza en 2.975,36. Por tanto, es un objetivo que no ha sido satisfecho. Ahora bien, no siempre se cubren los objetivos determinados por la LFD.

   En segundo lugar, en términos de tiempo, como la LFD forma su techo entre el 15 y el 21 de noviembre, lo verosímil es que el suelo del ciclo se constituya de forma inmediata. Para eso es necesario que el precio cierre de nuevo por encima de la LFD.

   Por otra parte, mirando más hacia el futuro, observamos que la LFD formará su siguiente suelo entre el 22 y el 27 de noviembre. Cabe pensar, por tanto, que de confirmarse el suelo del ciclo, el próximo techo cíclico se forme en esta franja temporal prevista por la LFD.

Euro Stoxx 50 LFD 40 días 14112013

Ibex 35
Ninguna novedad destacable en este ciclo. Todos las fuerzas (soporte, indicador de momento, ST, vibración de Gann) están alineadas favoreciendo la constitución del suelo cíclico. Seguimos, por tanto, a la espera de que el precio dé su conformidad superando la línea horizontal que sigue localizada en 9.824,10.

Ibex 35 ciclo 40 dias 14112013

   A continuación, muestro asimismo el diagnóstico elaborado por la Línea Futura de Demarcación (LFD) de 40 días del Ibex. En primer lugar, en términos de espacio, el objetivo de caída determinado por esta herramienta se localiza en 9.595,52, objetivo que podemos dar por alcanzado.

   En segundo lugar, en términos de tiempo, como la LFD forma su techo entre el 13 y el 21 de noviembre, lo verosímil es que el suelo del ciclo se constituya de forma inmediata. Para eso es necesario que el precio cierre de nuevo por encima de la LFD.

   Por otra parte, mirando más hacia el futuro, observamos que la LFD formará su siguiente suelo entre el 22 y el 27 de noviembre. Cabe pensar, por tanto, que de confirmarse el suelo del ciclo, el próximo techo cíclico se forme en esta franja temporal prevista por la LFD.

Ibex 35 LFD de 40 días 14112013

DAX
Por enésima vez, el precio atacó una línea horizontal y fracasó estrepitosamente. En consecuencia, el ciclo de 40 días del índice alemán sigue gozando de muy buena salud, como atestigua asimismo el oscilador de confirmación.

   Un elemento que capta toda mi atención es la señal de clímax bajista desencadenada por mi indicador de volumen, que me hace sospechar que ayer se produjo al menos un suelo de corto plazo después de que los bajistas saciasen su apetito.

   A todo esto, recuerdo que la siguiente ventana temporal capaz de forzar el techo del ciclo aparece a principios de la próxima semana.

   Por último, para activar una señal de la posible conclusión de la fase ascendente del ciclo, el precio sigue estando obligado a romper a la baja la línea horizontal situada en 8.986,49.

   Permanezcan atentos.

DAX ciclo 40 dias 14112013

 

S&P 500: ciclo 40 días (Ciclo Metónico), ciclo 40 semanas y varios indicadores preocupantes

Ciclo 40 días
Cuando el oscilador de confirmación estaba a pique de certificar la entrada del ciclo de 40 días en su fase descendente; cuando todo el mundo esperaba una reacción pésima a los datos del empleo en EE.UU porque apuntalaban la idea de que la Reserva Federal se vería obligada antes de tiempo a reducir su programa de compra de bonos; justo en ese momento, las manos fuertes, en un rapto de optimismo desenfrenado, allanaron el camino para dejar que el S&P 500 volviese sobre los pasos de la jornada previa y se anotase una flamígera subida. Hay que reconocer que los profesionales son unos maestros del birle.

   Así la cosas, ahora la clave reside en el nivel 1.774,54. De un lado, cabe la posibilidad de que, pese a la fluvial subida, el precio no sea capaz de superar esa zona y finalmente se gire con fuerza llevando al ciclo a su fase descendente.

   Un cierre claro por encima de ese nivel, sin embargo, casi garantizaría la continuidad de la fase ascendente, que en buena lógica debería acabar alcanzando el objetivo de subida situado entre 1.789,56 y 1.812,78. En términos de tiempo, resultaría concebible que la formación del techo cíclico se demorara al menos hasta el 18 de noviembre, día en que figura la próxima vibración de Gann. Huelga decir que en este supuesto, la onda sinusoidal acabará por ofrecernos un nuevo techo teórico (TT).

   No menos destacable sería, de cristalizar este hipotético escenario, la divergencia bajista que dibujaría con toda seguridad el indicador de momento, uno de esas divergencias inapelables, de las que liquidan las fases ascendentes sin miramientos.

   En cualquier caso, dejemos que sea el propio precio el que nos indique sus intenciones.

S&P 500 ciclo 40 dias 10112013

   Con vistas a buscar alguna pista aprovechable, traigo hoy de nuevo a la palestra el Ciclo Metónico del S&P 500 para 2013. Debo reconocer que esta herramienta, sin acertar plenamente en si los giros previstos iban a ser techos o suelos, al menos ha desempeñado una labor bastante aseada previendo fechas concretas en que un cambio de dirección era probable. Máxime cuando el pronóstico de este ciclo está elaborado desde el día 1 de enero.

   De hecho, el último giro, previsto para el 7 de septiembre, anduvo bastante cerca del suelo constituido por el S&P sólo dos días después. Mirando al futuro, la siguiente fecha relevante pronosticada por esta herramienta se localiza el 14 de noviembre, es decir, el jueves de la próxima semana. Veremos si en esta ocasión acierta.

S&P 500 Ciclo Metónico 2013 10112013

Ciclo 40 semanas
Ninguna novedad en el frente nos llega de este ciclo. Eso sí, teniendo en cuenta el margen de error de +/- 1 semana en las herramientas de carácter temporal, este ciclo entra la próxima semana en una ventana temporal capaz de forzar el techo. La coincidencia del TT y una vibración de Gann en la semana que comienza el 18 de noviembre, le otorga una especial relevancia.

   Entretanto, para activar una señal de la posible conclusión de la fase ascendente del ciclo, el precio sigue estando obligado a romper a la baja la línea horizontal situada en 1.692,13. Dependiendo de lo que suceda esta semana, es probable que esa línea se desplace claramente al alza.

S&P 500 ciclo 40 semanas 10112013

Indicador de sentimiento, comerciales y acumulación/distribución
Repasemos algunos gráficos que nos hablan del riesgo que entraña la situación actual.

   En primer lugar, la ratio de alcistas elaborada por la Asociación Americana de Inversores Individuales (AAII) sigue registrando un alto nivel de optimismo. En consecuencia, éste sigue siendo un elemento negativo para la continuidad prolongada de las alzas.

AAII 10112013

   Por otro lado, en el siguiente gráfico muestro la posición corta neta de los comerciales en el Nasdaq 100, que ha vuelto a alcanzar un nivel récord. ¿Por qué cubren las manos fuertes sus posiciones en el contado con semejante furibundia? ¿De qué tienen miedo?

Comerciales en Nasdaq 100 10112013

   Concluyo este informe mostrando los niveles de acumulación y distribución de los institucionales en el Nyse. Aunque el gráfico no recoge la jornada del viernes, al cierre del jueves los institucionales, en términos netos, distribuían más que acumulaban. Un signo más que invita a ser prudentes a quienes estén largos.

   Permanezcan atentos.

Distribución y acumulación de manos fuertes 10112013

S&P 500: ciclos 10 y 40 días, geometría y dos señales alarmantes

Sostenido por la liquidez que inunda el mercado, el S&P 500 hizo exactamente lo que comenté en el informe de ayer. Con el apoyo de la fase ascendente de su ciclo de 10 días, el índice norteamericano logró ganar un poco de terreno, aunque al final de la jornada volvió a mostrar dudas.

   Lo repito: sólo una noticia inesperada parece capaz de precipitar una corrección de fuste que sirva para liquidar la insostenible tendencia alcista instalada. No asevero que esa noticia en sí deba almacenar algún tipo de relevancia económica; afirmo, en cambio, que las manos fuertes necesitan una excusa para desencadenar una campaña bajista. De hecho, no es descabellado pensar que para el logro de su propósito se valgan de una noticia irrelevante a la que le otorguen una dimensión desorbitada. Lo hemos visto muchas veces.

   Volviendo al ciclo de 10 días, en el siguiente gráfico, aparte de sus últimas rotaciones, muestro dos objetivos de subida de su fase ascendente: el primero, alcanzado ayer por el precio, se sitúa en 1.773,79; el segundo, que se localiza en 1.787,13, coincide con el objetivo de subida del ciclo de 40 días.

S&P 500 ciclo 10 días 07112013

  Y hablando del ciclo de 40 días, ninguna novedad nos dispensa este ciclo tras la jornada de ayer. Con todo, no deja de maravillarme que desde que se activó la señal de posible conclusión de la fase ascendente en este ciclo, el precio, aunque ha logrado mantenerse a flote, se ha visto impotente para formar un máximo mayor que el marcado el 30 de octubre. Ahora bien, si en los próximos días se constituyeran nuevos máximos, recuerdo que según el estudio elaborado con el McClellan los fuegos de artificio serían de corta duración.

   Por otro lado, un nuevo máximo del precio conllevaría casi con toda seguridad el dibujo de una divergencia bajista del indicador de momento, una de esas divergencias que son terminales para la fase ascendente de cualquier ciclo.

S&P 500 ciclo 40 dias 07112013

   Otra herramienta que nos ayuda a visualizar dónde podría concluir esa hipotética extensión de la fase ascendente del ciclo de 40 días la constituye la circunferencia ya mostrada hace unos días. Su radio está trazado con el tramo alcista comprendido entre el 9 de octubre (suelo del actual ciclo de 40 días) y el 15 de octubre (techo de la primera onda dentro de la fase ascendente del mencionado ciclo). En términos de espacio, el arco superior de la circunferencia forma una resistencia en el nivel 1.779,33, zona que podría funcionar como muro de contención si el precio la alcanza.

Circunferencia S&P 500 07112013

   Quisiera ahora mostrar un gráfico donde figura la diferencia porcentual que existe ahora mismo entre los alcistas y bajistas que operan en el S&P 500. Al cierre del pasado martes, esa diferencia alcanzaba un abracadabrante 39,6%. Las anteriores ocasiones en que se registraron niveles similares, la corrección encajada por el S&P 500 fue de calado.

Diferencia entre alcistas y bajistas en 07112013

   Por último, quiero que presten especial atención al siguiente gráfico semanal del S&P 500. En él se despliega la extraordinaria simetría que presentan las dos gigantescas ondas alcistas desarrolladas por el índice norteamericano desde el mínimo de marzo de 2009. Las 113 semanas que duró la primera onda se cumplirán en la semana que comienza el 2 de diciembre. Por otro lado, los 703,79 puntos contenidos en esa primera onda pueden darse ya por cubiertos. Ahora bien, el objetivo preciso para cubrir esos puntos se encuentra en el nivel 1.778,56.

   En suma, semana arriba o semana abajo, punto arriba o punto abajo, al cabo de un tiempo comprobaremos la eficaz capacidad predictiva de esta simetría.

   Permanezcan atentos.

Simetría semanal S&P 500 07112013

 

Archivos