Home » Ciclo 10 días » S&P 500: ciclos 10 días, 40 días (señal de giro del VIX), 40 semanas y 4 años

S&P 500: ciclos 10 días, 40 días (señal de giro del VIX), 40 semanas y 4 años

Ciclo 10 días 
Los bajistas no tienen ninguna intención de soltar la presa. Por segundo día consecutivo, barrieron de un plumazo dos soportes. Se ha desatado una auténtica carnicería.

   El S&P 500 cerró la semana a pique de aterrizar en el siguiente objetivo de caída, que se aposta entre 1.946,33 y 1.968,18.

   Ante la ausencia de un giro al alza del oscilador de confirmación o una divergencia alcista en la Línea del Volumen Alcista-Bajista del NYSE (LVAB), debemos colegir que todavía no hemos visto el suelo del ciclo, que al menos debería sumar un nuevo mínimo.

   En cuanto al factor tiempo, recuerdo que el suelo debería constituirse, como muy tarde, el 24 de agosto, pero no descarto que se constituya más allá de esta fecha.

S&P 500 ciclo 10 días 22082015

Ciclo 40 días                                                          
Antes de meternos en harina sobre la situación de este ciclo, me gustaría recordar dos asuntos que abordé en el informe publicado el 20 de junio que nos estaban advirtiendo de que el mercado transitaba por un suelo plagado de minas.

   El primer asunto era de índole puramente cíclica. Resulta que un período de 150 meses (12,5 años) aparece en muchos activos como la distancia de tiempo entre varios puntos de inflexión importantes. Este ciclo se relaciona con un ciclo mayor, el de 393 meses, con arreglo a la relaciones de Fibonacci. Multiplicando 150 por 2.618, obtenemos 393. Por otra parte, multiplicando 393 por 0.382, obtenemos 150. Funciona hacia atrás y hacia delante.

   Tomando como base de estudio el Dow Jones de Industriales, observábamos que desde el mínimo marcado en octubre de 2002 se habían cumplido 150 meses en abril de este año. Si tomábamos como punto relevante el mínimo de marzo de 2003, se cumplían 150 meses en septiembre de este año. El punto intermedio se encontraba entre finales de junio y principios de julio de 2015.

Ciclo-150-meses-200620151

   La siguiente alerta roja procedía de un indicador exótico, pero muy eficaz. Se trata de las posiciones que mantienen los comerciales (dinero inteligente, manos fuertes) en eurodólares. No me refiero al Eurodólar como par de divisas, sino a los eurodólares, esto es, depósitos denominados en dólares estadounidenses que se mantienen en bancos fuera de EE.UU.

   El término fue acuñado originalmente para los dólares que se encontraban en los bancos europeos, pero se amplió a lo largo de los años a su definición actual. Por ejemplo, un depósito en dólares en Seúl o en Bogotá también se considerará un depósito en eurodólares.

   Si miramos a lo que están haciendo los comerciales como grupo en los futuros de los eurodólares, sabremos qué va a hacer el mercado un año más tarde.

   La realidad es que el S&P 500 tiende a seguir los pasos de este indicador casi literalmente. El único período reciente en que se perdió la coordinación fue en 2013, cuando los comerciales no anticiparon la QE3. Sin embrago, el éxito predictivo de esta herramienta se me antoja casi perfecto desde 1997.

Comericlaes-en-Eurodólar-2-20062015

   Según este indicador, a principios de agosto se preveía un gran techo que propiciaría a una corrección significativa que podría durar hasta abril de 2016. La corrección se ha iniciado en la fecha prevista por este indicador. Ahora bien, no necesariamente tiene que durar hasta abril de 2016.

Comericlaes-en-Eurodólar-1-200620151

   Vamos ahora con el análisis de lo ocurrido ayer. Empecemos recordando un fragmento del anterior informe: “(…) hay que prestar especial atención a la posible llegada del McClellan al nivel de sobreventa, que garantizaría al menos un frenazo en el desplome de la cotización”.

   Ayer este indicador incurrió en sobreventa, y por tanto debería ser decisivo a la hora de determinar un suelo importante en el S&P 500. Digo esto porque en la sesión del jueves (circunstancia que se me olvidó comentar en el anterior informe) se desencadenó un nuevo aviso de giro del VIX, un patrón que nos permite determinar con precisión los techos y suelos relevantes en el S&P 500.

   Según esta señal, que se manifiesta en o cerca de los suelos relativamente importantes del mercado y que, además, es poco frecuente (sólo aparece entre una y tres veces al año), en un período de entre 1 y 20 días se formará un suelo de cierto calado en el S&P 500. Esto significa que el suelo del ciclo de 40 días debería constituirse, como muy tarde, el 18 de septiembre.

   Una vez generada la señal, lo habitual es que el McClellan incurra en sobreventa, cosa que sucedió ayer, y después forme una divergencia alcista con el S&P 500.

   Sin embargo, existe la posibilidad de que el suelo del ciclo de 40 días se constituya sin el concurso de una divergencia alcista, aunque no es lo habitual. En el siguiente gráfico, he destacado dos ocasiones previas en las que se activó la señal de giro del VIX. En ambas, antes de que el mercado se recuperase, el McClellan trazó sendas divergencias alcistas. La confirmación de esas divergencias llegó con la superación del nivel cero. Ahora esperamos asistir a un patrón similar.

McClellan 22082015

   Volviendo al ciclo de 40 días, debemos destacar que el S&P 500 fulminó los dos soportes ofrecidos en el anterior informe. El siguiente objetivo de caída se localiza entre 1.965,51 y 1.940,77. Un objetivo inferior reside entre 1.925,62 y 1.895,29.

   En lo tocante al análisis de carácter temporal, recordemos que el ST se prevé para el 25 de agosto. No obstante, no me extrañaría que la onda sinusoidal se vea obligada a ajustarse a la derecha.

   Entretanto, debo referir que la línea horizontal modificó su ubicación. Así, para activar una señal de la posible conclusión de la fase descendente del ciclo, el precio debe romper al alza la nueva línea horizontal situada en 2.076,61.

S&P 500 ciclo 40 dias 22082015

   Otro elemento sobre el que me gustar hacer hincapié es el volumen climático bajista con el que, por segundo día consecutivo, se desarrolló la jornada. El miedo se ha infiltrado en la mente de los operadores, y no me refiero a las manos débiles. Basta con observar que los hedge funds más punteros han adoptado una posición defensiva.

Posiciones defensivas en hedge funds 22082015

   Por añadidura, el dinero está fluyendo a espuertas al mercado monetario, en busca de refugio.

Entrada de dinero en mercado monetario 22082015

   La situación es caótica, hasta el punto de que ahora casi nadie piensa que la Fed vaya a subir tipos en septiembre, posibilidad a la que se otorga un mero 24%. Es más, dentro de poco empezaremos a escuchar exhortaciones para que la Fed ponga en marcha una nueva QE.

Futuros sobre Fondos Federales 22082015

   Por cierto, recuerdo que el Ciclo Metónico pronostica el siguiente giro del S&P 500 para el 2 de septiembre. Después, augura un viraje para el 29 de septiembre. Por su parte, el modelo de Bradley no prevé un punto de inflexión del precio hasta el 12 de octubre.

Herramientas complementarias
Vamos a abordar el estudio del S&P 500 empleando dos técnicas que pueden darnos una visión de conjunto sobre lo que puede esperarse del S&P 500 en el corto plazo.

   Para empezar, usemos la cualidad inmutable del mercado que consiste en doblar en tiempo el impulso con el que se inicia un movimiento significativo. Es como si ese primer impulso contuviese el ADN de la evolución futura del precio.

   El impulso bajista comprendido entre el 20 y el 27 de julio necesitó 5 días operativos para completarse. Doblando ese número obtenemos 10, y si contamos 10 desde el 20 de julio encontramos un día operativo que atesoraba “vibración” cíclica. A continuación doblamos 10 y obtenemos 20, y si contamos 20 desde el 20 de julio encontramos otro día operativo que atesoraba “vibración” cíclica. Y el siguiente, según esta técnica, no aparece hasta el 15 de septiembre.

   En verdad, entra dentro de lo posible que el S&P 500, aunque colmado de vaivenes, muestre un sesgo bajista hasta mitad de septiembre. La otra opción consistiría en que el suelo del ciclo de 40 días se forme relativamente pronto y el siguiente techo acontezca en torno al 15 de septiembre, en lo que sería una fase ascendente corta. Lo iremos viendo.

Doblar tiempo 22082015

   La siguiente técnica tiene que ver con el factor espacio. Con vistas a encontrar suelos de cierta enjundia, he trazado una línea vertical desde el máximo formado el 20 de julio para ver dónde se cortaba con cuatro ángulos de -45º (léase 315º) proyectados desde sendos suelos relevantes que el precio había dejado por el camino. Todas las intersecciones marcan niveles que pueden ofrecer soporte al desplome del S&P 500. De hecho, la primera intersección (2.047,90) frenó la caída del precio en primera instancia, pero esta semana ese nivel ha sido perforado.

Ángulos 22082015

Ciclo 40 semanas
La prometedora vela dibujada la semana pasada ha resultado un fiasco, una engañifa que escondía en sus entrañas un descalabro del precio, que ha tenido a bien prolongar la fase descendente de su ciclo de 40 semanas.

   Por el camino, el S&P 500 se ha ventilado los dos soportes que veníamos vigilando (no mostrados en el gráfico). Estamos ante el típico comportamiento de los mercados bajistas, que actúan con violencia y una velocidad endiablada, sin tomar rehenes.

   El caso es que el índice norteamericano ha cerrado la semana llamando a las puertas del siguiente objetivo de caída, que se aloja entre 1.971,09 y 1.937,54.

   En la vertiente temporal del análisis destaca el ajuste a la derecha de la onda sinusoidal, que ahora prevé el ST para la semana que comienza el 7 de septiembre.

   Por último, debo referir que la línea horizontal ha modificado su ubicación. Así, para activar una señal de la posible conclusión de la fase descendente del ciclo, el S&P 500 debe romper al alza la nueva línea horizontal situada en 2.105,35.

S&P 500 ciclo 40 semanas 22082015

Ciclo 4 años
Los recientes acontecimientos aconsejan echar un vistazo al ciclo superior de mi modelo cíclico, que en estos momentos trae jugosas novedades.

   Después de mucho tiempo de lánguido movimiento lateral, este mes el S&P 500 está rompiendo a la baja la línea horizontal situada en 2.044,02, al tiempo que el oscilador de confirmación está cayendo por debajo de cero.

   Si esta situación se mantiene al cierre del mes, podremos afirmar que el techo del ciclo de 4 años se formó en mayo de este año. Dando por bueno ese supuesto, puedo adelantar que el primer objetivo de caída de una hipotética fase descendente se acomodaría entre 1.888,69 y 1.738,33.

   En lo concerniente al análisis de carácter temporal, debo consignar que el suelo del ciclo podría formarse en torno a octubre (+/-1 mes).

   De todas formas, como acabo de decir, hay que esperar al cierre del mes para que podamos dar por segura la constitución del techo cíclico.

S&P 500 ciclo 4 años 22082015

Indicadores de sentimiento
Abordemos ahora la información que nos suministran esta semana los indicadores de sentimiento. En primer lugar, el indicador proporcionado por la Asociación Nacional de Gestores Activos de Inversiones (NAAIM, en sus siglas en inglés) ha registrado una nueva caída que le vuelve a acercar a la zona asociada con el pesimismo.

   Por su parte, la ratio de alcistas confeccionada por la Asociación Americana de Inversores Individuales (AAII) ha protagonizado un insignificante retroceso que le mantiene relativamente próximo al nivel vinculado al pesimismo.

   En suma, el resultado conjunto que podemos extraer esta semana del estudio de ambos indicadores cabe interpretarse como moderadamente pesimista. Sin embargo, creo que veremos mayor desesperanza en ambos indicadores antes de que la renta variable acaudille una recuperación .

Permanezcan atentos.

Indicadores de sentimiento 22082015


Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Archivos