Home » Ciclo 40 días » S&P 500: ciclo 40 días (alerta del McClellan) y estacionalidad de noviembre

S&P 500: ciclo 40 días (alerta del McClellan) y estacionalidad de noviembre

El primer y más importante dato de cuantos nos suministra el ciclo de 40 días del S&P 500 es la rotura a la baja de la línea horizontal situada en 1.757,24. Aunque esa rotura no puede calificarse como rotunda, en sentido estricto ayer se activó la señal de posible conclusión de la fase ascendente de este ciclo.

   Huelga decir que la divergencia bajista del indicador de momento nos estaba avisando de que entre bambalinas andaba preparándose algo. Que el último tramo de subida de la fase ascendente encerraba una debilidad no aparente a primera vista.

   Además, aprovecho para recordar que el pasado martes mi indicador de volumen generó una señal de clímax alcista que achaqué a que el índice norteamericano podía estar inmerso en un proceso de capitulación, en un período de agotamiento de las órdenes de compra previo a la formación del techo cíclico y al cambio de fase. De hecho, justo un día después se formó un techo tras el cual, como acabo de comentar, se ha terminado rompiendo a la baja la citada línea horizontal.

   Con todo, conviene no olvidar que oficialmente el ciclo permanece en su fase ascendente y que, por tanto, sigue disponiendo de una pequeña opción de dilatar el proceso definitivo de formación del techo cíclico. Pequeña, pero opción al fin y al cabo.

S&P 500 ciclo 40 dias 01112013

   Otro elemento que asimismo ensombrece las posibilidades de supervivencia de la fase ascendente del ciclo lo constituye el McClellan Oscillator, que ayer perforó definitivamente el nivel cero, en un movimiento que pone de manifiesto que la mayoría de las acciones que engrosan el S&P 500 se encuentra en tendencia bajista.

McClellan Oscillator 01112013

   Para poner esta circunstancia en perspectiva, a continuación muestro un gráfico donde se registran las últimas siete rotaciones del ciclo de 40 días comparadas con la evolución del McClellan. De estas últimas siete rotaciones, en cuatro de ellas el techo del ciclo quedó finalmente confirmado una vez que el McClellan cayó por debajo de cero. En las otras tres rotaciones (señaladas con flechas gruesas), tras la caída del McClellan por debajo de cero, el S&P 500 logró formar nuevos máximos que no fueron corroborados por el indicador de amplitud (véanse las divergencias bajistas). Además, a esos máximos, que fueron de poca entidad, les siguió una rápida formación del techo cíclico.

Histórico McClellan 01112013

   En consecuencia, a juzgar por estos datos lo más probable es que el techo del ciclo de 40 días se haya constituido el 30 de octubre. De no ser así, la prolongación de la fase ascendente resultaría poco sustanciosa en puntos y efímera en tiempo.

   Concluyo este informe recordando la estacionalidad asociada a cada día operativo del mes de noviembre en el S&P 500.

Estacionalidad Noviembre 01112013

   A modo de complemento, muestro hoy también los datos del mes de noviembre relativos al Dow Jones, que revelan una estacionalidad positiva, especialmente en los últimos 20 años.

   Permanezcan atentos.

Estacionalidad Dow Jones noviembre 01112013

 

 


Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Archivos