Home » Ciclo 4 años » S&P 500: ciclos 40 días, 40 semanas, 4 años y Metónico y modelo de Bradley

S&P 500: ciclos 40 días, 40 semanas, 4 años y Metónico y modelo de Bradley

Ciclo 40 días
La fase descendente del ciclo sigue su curso sin mayores novedades, acercándose lentamente al objetivo de caída situado entre 1.644,49 y 1.631,07 y al suelo teórico (ST) pronosticado para la próxima semana, que, además, coincide con una vibración de Gann.

S&P 500 ciclo 40 dias 18082013

   Entretanto, el viernes se alcanzó el objetivo marcado por la figura de hombro-cabeza-hombro sobre la que venía alertando estos últimos días.

Homro-cabeza-hombro 18082013

   Con vistas al futuro más cercano, y viendo la posición del ciclo de 10 días y el nivel de sobreventa alcanzado por el McClellan Oscillator, sigo inclinado a pensar que, para aliviar la sobreventa, al principio de la próxima semana podríamos asistir a un rebote de corta duración (correspondiente quizás a una nueva fase ascendente del ciclo de 10 días) al que le siga una nueva onda bajista que forme mínimos decrecientes no corroborados por el McClellan, que dibujaría así una divergencia alcista.

McClellan 18082013

   Este patrón satisfaría asimismo el típico comportamiento del precio una vez activada el pasado jueves la señal del VIX. Recuerdo que esta señal, que suele aparecer en o cerca de los suelos relativamente importantes del mercado y que es poco frecuente (sólo aparece entre una y tres veces al año), determina que en un período de entre 1 y 20 días se formará un suelo de cierto calado.

   Sin embargo, la mayoría de las ocasiones en que se manifiesta la señal inicial de este patrón se ven precios menores del S&P 500 en días posteriores, lo cual encajaría perfectamente con la expectativa que acabo de comentar de un rebote del precio y una nueva ronda bajista que forme mínimos decrecientes no confirmados por el McClellan, momento en el cual se estaría dibujando la esperada divergencia alcista con el precio.

  La confianza en un rebote durante la próxima semana no sólo descansa en la sobreventa del McClellan. Otros indicadores también apuntan en esa dirección. Como muestro en el siguiente gráfico, el porcentaje de acciones subiendo y el porcentaje de volumen alcista en el S&P 500 han alcanzado dos desviaciones estándar por debajo de la media.

Indicadores varios 18082013

   No obstante, salta  la vista que el sentimiento inversor procedente de la Asociación Americana de Inversores Individuales (tercer indicador de la columna) no registra en estos momentos un nivel asociado a los suelos destacados. Antes bien, permanece encaramado a registros propios de los techos relevantes.

   Otros indicadores que detectan el sentimiento del mercado (la ratio put/call y el VIX, más allá de la señal comentada) confirman asimismo que todavía no se respira el sentimiento bajista propio de los suelos de fuste.

Put call ratio y vix 18082013

   En resumen, el probable rebote que desfile ante nuestros ojos durante la próxima semana debería ser efímero, una vez salgan de sus cuevas los osos para propinar un nuevo zarpazo que, entonces sí, lleve a los indicadores de sentimiento a niveles bajistas.

Ciclo 40 semanas
Activada la señal de posible conclusión de la fase ascendente del ciclo al romperse a la baja la línea horizontal situada en 1.671,84, este ciclo queda herido de muerte. En rigor, mientras no veamos al oscilador de confirmación cruzar su línea horizontal (algo que parece a punto de ocurrir), no podemos estar plenamente seguros de nada, pero la rotura de la línea horizontal se me antoja plena de intención.

   Huelga decir que, aparte de que la resistencia situada entre 1.695,93 y 1.711,50 ha funcionado con precisión de metrónomo, las vibraciones de Gann estaban colocadas en el lugar exacto para asestar un mandoble colosal a la fase ascendente del ciclo.

   Otro aspecto de sumo interés durante la pasada semana lo constituye la aparición en mi indicador de volumen de una barra de clímax bajista. En el contexto actual, caben dos interpretaciones: comienzo de la fase descendente del ciclo (para lo cual sólo falta una señal del oscilador de confirmación) o la proximidad de un suelo de corto plazo, en cuyo caso durante la próxima semana asistiríamos a algo más que a un breve rebote. Yo me inclino por la primera opción, pero dejemos que el mercado dicte sentencia.

S&P 500 ciclo 40 semanas 18082013

   Termino el repaso a este ciclo mostrando una vez más la monumental divergencia bajista dibujada desde hace tiempo por el Summation Index, indicador que, al igual que el McClellan Oscillator, identifica cuántas de las acciones que componen un índice acompañan sus subidas y bajadas, pero que debe aplicarse al ciclo de 40 semanas.

Summation Index 18082013

Ciclo de 4 años
Más allá de que el precio ha superado ligeramente la resistencia situada entre 1.564,46 y 1.651,97, el aspecto que más despierta mi interés es el bajo volumen registrado durante este mes. El logro de nuevos máximos con bajo volumen es una combinación poco prometedora. En cualquier caso, esperaremos a que termine el mes para ver si se confirma esta señal.

   Otro elemento que suscita mi atención lo constituye la potencial divergencia bajista dibujada por el indicador de momento. Ésta es la primera divergencia bajista que aparece desde el mínimo marcado en octubre de 2011, de ahí que haya que prestarle especial vigilancia.

   Entretanto, el techo teórico (TT) sigue previsto para octubre de este año y la línea horizontal cuya rotura a la baja activaría una señal de la posible conclusión de la fase ascendente del ciclo sigue fijada en 1.560,33.

S&P 500 ciclo 4 años 18082013

Ciclo Metónico y modelo de Bradley
Vuelvo hoy a revisar el desempeño del ciclo Metónico, después de varias semanas sin ni siquiera echarle un vistazo. En verdad, tras realizar un trabajo excelente de predicción, las últimas señales no han resultado tan ventajosas. El techo previsto para el 9 de julio no fue tal, y el suelo pronosticado para el 31 del mismo mes sólo duró unos pocos días.

   De hecho, cabe pensar si este ciclo no se habrá invertido, de suerte que donde se prevea un suelo se forme un techo, y donde se prevea un techo se forme un suelo. De ser así, el giro previsto para el 2 de septiembre debería ser un suelo. Sin embargo, tampoco puede descartarse la posibilidad de que el ciclo siga funcionando de forma normal y que finalmente el 2 de septiembre sea un techo. Lo iremos viendo.

S&P500 ciclo Metonico 18082013

   Concluyo este largo informe no sin antes presentar, con ánimo meramente ilustrativo, otro célebre ciclo sobre el que tal vez alguien hay oído hablar en alguna ocasión. Me refiero al modelo de Bradley, un siderógrafo desarrollado en la década de los 40 del pasado siglo por Donald Bradley. Esta herramienta de previsión cíclica pretende pronosticar el movimiento del mercado. Para su construcción, Bradley asignó valores numéricos a ciertas constelaciones planetarias para cada día; la suma de esos valores forma el siderógrafo.

   Resulta crucial entender que el siderógrafo no predice con fiabilidad la dirección del mercado, sólo sus puntos de inflexión dentro de una ventana temporal de +/- 4 días.

   Tal como yo lo veo, sólo merecen una cierta consideración los grandes giros que se registran en el siderógrafo; los pequeños no atesoran ningún valor.

   En el siguiente gráfico muestro el desempeño del modelo de Bradley en el año 2102. Tras tres aciertos, falló en el gran giro previsto para finales de julio de ese año.

S&P500 ciclo S&P500 Bradley 2012 17082013

   En cuanto al 2013, destaca que tras el acierto a comienzos del año, el giro previsto para finales de mayo funcionó muy bien al principio, hasta que el precio empezó el último estirón alcista que le llevó a marcar nuevos máximos. A todo esto, los siguientes giros se esperan para el 7 de octubre y el 4 de noviembre.

   Permanezcan atentos.

S&P500 ciclo Bradley 17082013


Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Archivos