Home » Artículos generales » El número al que todo el mundo debería mirar

El número al que todo el mundo debería mirar

Hay un número muy importante al que todo el mundo debería estar prestando atención ahora mismo, y ese número nada tiene que ver con el nivel de desempleo, la inflación o la compraventa de viviendas. Si ese número es muy alto, se derrumbará todo el sistema financiero del mundo occidental. El número al que me refiero es el rendimiento de los bonos a 10 años del Tesoro estadounidense.

   Cuando ese número sube, los tipos de interés a largo plazo de todo el sistema financiero aumentan en consonancia. Cuando los tipos de interés a largo plazo suben, se hace más costoso para el gobierno federal pedir dinero prestado. Este proceso de endeudamiento asimismo se vuelve más gravoso para los gobiernos estatales y locales. Por otro lado, los bonos existentes reducen su valor y los inversores que los poseen pierden grandes cantidades de dinero, amén de que los tipos hipotecarios suben (en EE.UU., las hipotecas están referenciadas a los bonos a largo plazo) y el pago mensual de las hipotecas se incrementa. En suma, los tipos de interés a lo largo de toda la economía suben y esto hace que la actividad económica se resienta.

   No obstante, el elemento más aterrador lo constituyen los más de 440 billones de dólares en derivados que campan por sus anchas en todo el mundo. Un rápido aumento de los tipos de interés podría causar el derrumbe de todo el sistema financiero. La exposición de los grandes bancos del mundo a estos productos financieros empequeñece el PIB de los países, incluso el de EE.UU. Estamos viviendo en medio de la mayor burbuja de deuda de la historia, y la única manera de que el juego pueda continuar es que los tipos de interés se mantengan en niveles muy bajos. Por desgracia, el rendimiento de los bonos a 10 años del Tesoro de Estados Unidos ha comenzado a aumentar, y resulta concebible que ese aumento continúe en el futuro.

   El 2 de agosto del año pasado, el rendimiento de los bonos a 10 años del Tesoro estadounidense era sólo del 1,48%. Sin embargo, las cosas están cambiando rápidamente. El miércoles, el rendimiento de los bonos a 10 años del Tesoro estadounidense alcanzó el 2,70% antes de caer al 2,58% tras la enésima manipulación de la Reserva Federal.

   Históricamente hablando, los tipos siguen establecidos en niveles muy bajos; lo alarmante es que parece que formaron un suelo de fuste el año pasado, de manera que cabe esperar que sigan elevándose. De hecho, entre los expertos de ese mercado se cree que pronto veremos un rendimiento del 3%.

   En buena lógica, todo esto constituye una muy mala noticia para las acciones. El siguiente cuadro muestra cómo durante los últimos 30 años el precio de las acciones ha aumentado de forma general mientras el rendimiento de los bonos a 10 años del Tesoro de Estados Unidos disminuía constantemente. Por tanto, existe una relación inversamente proporcional entre las acciones y el rendimiento de los bonos. Debo aclarar que en el gráfico aparece el rendimiento de los bonos de forma inversa, para que pueda cotejarse su correlación con el Dow Jones de Industriales.

Dow Jones y Rendimiento bonos

   Aunque ésta es una idea sujeta a debate, cuando bajan los tipos de interés se estimula la actividad económica, y eso es suele reflejarse de forma positiva sobre el precio de las acciones. De modo que cuando los tipos  de interés suben con rapidez,  el mercado de valores se resiente.

   Qué duda cabe de que la Reserva Federal ha tratado de mantener los tipos de interés a largo plazo muy bajos imprimiendo de forma salvaje dinero fresco y comprando bonos.

   Pero, ¿qué pasará si el rendimiento de los bonos a 10 años del Tesoro de Estados Unidos sigue aumentando a pesar de la impresión de dinero ejecutada por la Fed? ¿Podría el Banco Central norteamericano perder totalmente el control de la situación? De suceder tal cosa, el mercado de valores se desplomaría.

   Y la verdad es que los tipos de interés disponen de mucho espacio para subir. El siguiente gráfico muestra cómo se ha movido el rendimiento de los bonos a 10 años del Tesoro estadounidense en las últimas dos décadas.

Rendimientos  Bono 10 años

   Salta a la vista que el rendimiento de los bonos a 10 años del Tesoro estadounidense se movía alrededor del 6% en el año 2000. En 1990, el rendimiento de los bonos a 10 años del Tesoro estadounidense oscilaba entre el 8% y el 9%.

   Si volvemos a niveles “normales”, nuestro sistema financiero va a desplomarse. No habría manera de que fuera capaz de manejar semejante situación.

   Así  las cosas, vigilar de forma estrecha el rendimiento de los bonos a 10 años del Tesoro estadounidense deviene imperativo. Es el número más importante de la economía de EE.UU y, por extensión, de la del mundo entero.

   Permanezcan atentos.

 


Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Archivos